San Valentín o … ¿san broncas?

11215845_10208152989932345_7379185540197283014_n

Por NEREA CARRACEDO. Columnista. Redactora Jefe del Grupo ONDA3 y ONDA3TV.

He querido escribir un poco una historia que creo que os va gustar ya que es un tanto divertida.

Alguien puso una fecha, 14 de febrero día de los enamorados, yo personalmente cuando llega el 14 de febrero pienso en cuando llegara el 15 de febrero…

Desde ese día el 50% de las mujeres quiere que ese día sea especial, quieren una prueba de su amor, de lo detallista que es su pareja, quieren que sea bonito para poder comentarlo con las amigas, quieren una historia especial para ese día…

A veces los hombres no son muy románticos ya que muchos suelen regalar un ramo de flores, bombones o peluches donde pongan te quiero (vamos lo típico), los que tienen un poder adquisitivo más alto suelen regalar algún tipo de joya, pero… ¿y dónde está el romanticismo?

El romanticismo no se basa en ese regalo, o cual es el más caro, o ir a cenar a un sitio romántico porque realmente eso es la historia de todos los años.

Vamos a ser un poco más cómicos, después de estar esperando todo el día, deseando que llegue el momento en que tu pareja te da su regalo y ese regalo no te gusta ¿Qué ocurre? Muy fácil bronca asegurada.

Pero realmente los hombres no lo tienen tan fácil, si se les ha olvidado el regalo, la cólera de una mujer puede ser monumental, y si no aciertan en el regalo la cara de la mujer es un poema.

El primer San Valentín de una pareja siempre es especial porque es el primero, pero todos deberían ser especiales, en mi opinión cada año debería ser más especial porque cada año conoces más a la persona y ha estado a tu lado. Pero esto es una opinión.

¿Pero que ocurre cuando una amiga te cuenta todo lo que ha hecho su pareja? Todo tan bonito y como si fuera de película, pues que el hombre recibe el 15 de febrero otro sermón de: a ella le han hecho esto, porque no me lo has hecho tu a mí, te podrías parecer más a él y un largo etc…

Finalmente el hombre quiere que pase el mes de febrero y es normal que muchos de ellos teman a ese día.

El 14 de febrero las mujeres lo organizan más o menos todo, saben que ese día su pareja las va a llevar a cenar por tanto ya piensan en que ponerse, y si tienen niños hablan con los abuelos para que se los queden, porque las mujeres solemos ser más previsoras, pero y si no hay cena…. ¿Porque no probáis a cambiar esos planes?

Los hombres tienen que tener claro que hagan lo que hagan, ese día la bronca está asegurada, por tanto porque no dejamos que salga ese niño interior?

Para ser romántico no hace falta dinero, coge el pintalabios de tu mujer y escríbele en el espejo que la quieres, envíale un mensaje por el wasap diciéndole lo mucho que la quieres y por qué o simplemente dile que esta guapísima, escríbele una carta para que ella pueda guardar durante años, si tenéis niños hacer algo un dibujo entre los dos, algo muy sencillo y romántico llena la bañera pon unos pétalos y unas velas y estar un rato relajados.

Las mujeres somos sencillas, a muchas nos encantan las flores pero las flores se marchitan, por no hablar de lo que cuestan.

Yo hubo un año que tenía que pintar la casa, y se me ocurrió escribir en la pared te quiero, puse nuestra fecha y un corazón.

Sinceramente no creo en esa fecha, pienso que existen fechas más importantes y que el amor se demuestra cada día, no solo el día de los enamorados, pero claro también quieres que te sorprenda negarlo sería mentir.

He podido observar a varias parejas, las que empiezan ponen mucha ilusión en ese día, las que son jóvenes hacen una escapada, también están las que pasan de ese día, ¿pero y los que llevan años y años? Una cena se puede hacer cualquier día, por eso la mayoría de las mujeres nos quejamos, porque puedes salir a cenar en enero, agosto, noviembre…

El mejor regalo es el amor que  siente una pareja, en realidad no hace falta demostrar solo recordar, recordar cual era vuestra canción, recordar las risas y los buenos momentos entre muchas otras cosas.

Por tanto decir a los hombres que os deseo suerte y que no tengáis ninguna bronca…

Pero también os digo que cuando se hace un regalo, un detalle, no podéis hacerlo pensándolo en vosotros mismos, tenéis que pensar en la otra persona, en lo que le gusta a ella y por favor olvidaros de regalar electrodomésticos para la cocina eso que sea para otro día, parece que le digáis a vuestra pareja que tiene que estar con las tareas del hogar constantemente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *