2015: El éxito de la vida, no está en vencer siempre, sino en no rendirse nunca.

josesalvadormurgui1

Por JOSE SALVADOR MURGUI SORIANO. Cronista de Casinos. Académico de la RACV.

Y dieron las campanadas, las uvas atragantaron las gargantas, el cava espumoso socorrió los efectos instantenos de las  uvas, los sonoros besos y abrazos resonaron en la sala, los mejores deseos coronaron el ambiente y entramos con buen pie y la prenda íntima roja en el 2015.Atrás quedó un viejo 2014. Tan viejo que en el último minuto de las 23,59 del día 31 de diciembre, entregaba su espirítu  cual expiración inconformista de decir adios a 365 días cargados de sentimientos, anhelos, trabajos, razones o sin razones que experimentó y vivió nuestra mente, nuestra alma.

Tiempo de decir hasta nunca a los odios, tiempo de olvidar los rencores, tiempo muerto de sembrar la paz. Tiempo de afanes marcados por la inseguridad del momento, por la nostalgia de la vida, o por la razón de mi existir; tiempos gastados en los demás a cambio de la nada, tiempos, días, horas, minutos o segundos arrebatados a la historia de la vida que insensiblemente llegan a distorsionar el presente. Pero tiempos a su vez felices, tiempos de encuentros y de descubrimientos, tiempos de anteponer  mi yo al vago sentimiento de un TU, que irrumpes en mi vida para tomarme en posesión… tiempos  nuevos diferentes.

Y con esa sensación de dejar un año atrás, un año más, de despedirlo sin luto, porque ya no hay tiempos ni para el luto ni para el llanto de los tiempos, abrazamos a ese bebe, cargado de buenos deseos, de buenas intenciones, de eternos caprichos, de extramadas voluntades, o simplemente de sencillas necesidades humanas que solo el amor verdadero  es capaz de colmar.

Pero cual cuacharada de azucar que se diluye en una espumosa, caliente, amarga, o expresa taza de café, empiezan a desavanecerse ilusiones,  esperanzas y fantasias. La realidad de la vida nos devuelve lo cruel, lo amargo o lo que es peor lo NADA INCOMPRENSIBLE.

2015, AÑO NUEVO VIDA NUEVA, asi lo decía yo cuando era pequeño, así me lo creo hoy, antes de dejarme seducir  por  los brazos de Morfeo. Es posible una vida nueva, es posible empezar un nuevo año cargado de buenos sentimientos, es posible creer en el mundo, creer en la vida, creer en las buenas personas de corazón grande y sincero, es posible despojarnos de las amarguras, es posible levantar la vista y mirar con ojos limpios, y es posible cambiar el mundo.

Si CAMBIAR EL MUNDO…  Cuantos mensajes prefabricados enviados por las redes sociales, cuantos videos bailongos, deseando paz, felicidad, bienestar, trabajo…. Cuantos meses de prosperidad, simpatia, amor….  Eso es lo que ha quemado nuestros telefonos y nuestros ordenadores las últimas veinticuatro horas, pero esos mensajes son los que tienen que QUEMAR NUESTRO CORAZÓN, NUESTRA MENTE, NUESTRA ALMA… Si queridos lectores, seguridores, los que me pedis que escriba… Esto  es lo que os digo porque así lo creo y pienso, en  el I Día del año, ES POSIBLE CAMBIAR EL MUNDO.

Es posible luchar en medio de la adversidad con ilusión, es necesario que cada uno de nosotros asumamos nuestro papel en la sociedad para CAMBIAR EL MUNDO, y que podamos hacer realidad en nuestras vidas esos bellos y repetitivos mensajes que solo sirven como fue mi lamentable caso, para borrarme todos los mensajes y números memorizados.

No te rindas amiga y amigo, no. Resiganarse no es de Cristianos, lo dijo en 1982 el hoy San Juan Pablo II cuando vino a España… no te rindas, no te resignes, no te sientas inutil ni baldío, porque tu valor, tus ideas, tus sentimientos son tan grandes que solo tu los puedes llevar a cabo, y llevandolos con honradez, con dignidad,  integridad y alegría, serás capaz de alimentar a este recien nacido 2015 que solo desea crecer rodeado de gente como tu para ser mucho mejor que el viejo y caduco 2014.

Que esas uvas de la suerte se transformen en besos de paz, que esos buenos deseos se  concentren en los mejores abrazos de fraternidad para vivir felices… y que esos deseos y deseos que a cada momento nos hemos deseadado sean de verdad la luz que ilumine nuestros pasos todos los días que amanezca el sol en nuestros corazones para irradiar de calor y buenas obras al mundo.

No se los “me gusta” que tendrá esta nota, quizás no tenga  tantas como la foto del bebe que ayer os mostré, pero si ayer puse la foto inocente de un niño que vive en mi, hoy te paso la sentencia de ese otro niño que ha quemado muchas horas de su vida luchando por un mundo mejor… Solo la tranquiliad de conciencia y la paz interior es capaz de poner en marcha el motor para seguir luchando porqué todas las buenas intenciones lleguen a buen puerto. No solo os deseo un feliz año… deseo que sea EL MEJOR AÑO. FELIZ 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *