270 operarios limpian las playas tras la noche de San Juan

Esa es la estimación del Consistorio, teniendo en cuenta los informes policiales que han previsto la llegada al litoral de un cuarto de millón de personas. Por esa razón, la concejalía de Medio Ambiente repartirá hasta 35.000 bolsas de basura a los que participen en la fiesta de bienvenida del verano.

Con un incremento de un 20% respecto al pasado año, la intención es que de esta manera se reduzca en lo posible el trabajo de las contratas municipales. Como si se tratase de una operación militar, los equipos se recorrerán más de dos kilómetros de litoral, además de calles adyacentes desde la dársena del puerto hasta Alboraya.

En la playa de la Malvarrosa sí que están permitidas las hogueras, aunque sólo con la madera que reparta el Ayuntamiento. En esta edición se aumenta hasta las 45 toneladas, cinco más que en 2011, para hacer frente a dicho incremento.

El Consistorio no organiza la fiesta, aunque sí se encarga de los servicios de asistencia médica, vigilancia policial y el citado reparto de leña, para garantizar que no se queden clavos enterrados en la arena al día siguiente.

El paisaje de basura dará paso en apenas unas horas a una playa perfecta, sin ningún atisbo de la concentración de miles de personas la noche anterior. Aún asó, la previsión de la concejalía que dirige Maria Àngels Ramón-Llin es disponer de un refuerzo de 35 operarios el lunes siguiente para hacer un repaso en toda la playa.

Este año no habrá por primera vez en dos décadas verbena de la Federación de Vecinos. La entidad decidió suspenderla después de que los informes policiales alertasen del riesgo de avalancha de gente. Los hoteleros de las Arenas habían pedido antes que el escenario se trasladase al norte, para reducir así los ruidos que sufren sus clientes, aunque esta solicitud, según aseguró la presidenta vecinal, María José Broseta, no influyó en la decisión de suspender la fiesta.

Sobre los desvíos de tráfico, comenzarán en la plaza Armada Española y las barreras irán abriendo el perímetro hasta llegar al cruce de la avenida del Puerto con el bulevar de Serrería, para dirigir así a los conductores hacia la Malvarrosa. El circuito del Gran Premio de Fórmula 1 ya estará cerrado, aunque permanecerá abierto al tráfico el vial de servicio de la calle J.J. Dómine hasta última hora de la tarde. Metrovalencia mantedrá abierta toda la madrugada en servicio la línea de tranvía, mientras que la EMT funcionará al 50% del refuerzo previsto por los paros convocados.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *