ACS venderá activos para paliar pérdidas en Iberdrola y ganar 1.000 millones

ACS se llevó un duro castigo en la dramática jornada bursátil de ayer tras desprenderse del 3,69% de Iberdrola con unas minusvalías que lastrarán el beneficio neto en 540 millones. La cotización del grupo constructor se dejó un 6%, mientras la eléctrica perdió un 7,9% en el parqué ante la avalancha de papel en venta.

Se trataba de desinvertir para reducir deuda, según la empresa que preside Florentino Pérez, que hizo todo lo posible por inyectar tranquilidad en el mercado. Incluida una conferencia con analistas de su director general corporativo, Ángel García Altozano. “No hemos tenido presión de los acreedores para vender”, dijo el directivo, que culpó a la volatilidad de la Bolsa. Pero muchos analistas, a través de sus informes (JP Morgan, Nomura, BPI, Cheuvreaux, entre otros), creen que la constructora se ha visto forzada por la banca acreedora y la necesidad de aportar nuevas garantías por sus créditos, al cotizar Iberdrola por debajo de los 4 euros por título.

En todo caso, ACS lanzó un comunicado con toda una declaración de intenciones: conserva su posición de principal accionista de Iberdrola, con un 14,85%, y mantiene la vocación de socio “estable y a largo plazo”. Como complemento, la constructora confía en que se recuperará del batacazo que supone esta desinversión sumando plusvalías a partir de un plan de desinversiones que, según cálculos internos, superarán los 3.000 millones en 2012, al margen de lo que haga Hochtief.

La brecha por la venta del 3,7% de Iberdrola en el beneficio de ACS se abre medio mes después de que Hochtief rebajara un 38% su previsión de beneficio para el presente 2012. Fue como respuesta a la revisión previa realizada por la filial australiana Leighton. En todo caso, Hochtief prevé abandonar este año los números rojos y elevar su beneficio hasta los 180 millones, frente a los 280 millones estimados inicialmente. Este resultado se integra globalmente en las cuentas de ACS.

El grupo español logró un beneficio neto ordinario de 951 millones en 2011, cifra que busca subir un 10% en 2012, superando los 1.000 millones. También prevé generar 400 millones más de ebitda, hasta 2.700 millones, y conquistar los 35.000 millones de facturación. El foco está en el dividendo.

La anunciada colocación acelerada del 3,69% de Iberdrola, intermediada por UBS y Société Générale, se ejecutó ayer a 3,6 euros por acción. El descuento sobre la cotización fue del 7% y la suma captada es de 800 millones, que van íntegramente a recortar los 9.334 millones de deuda neta que declara el grupo .

En cuanto a la receta para remontar las pérdidas, por el afloramiento de las citadas minusvalías de 540 millones, ACS espera plusvalías suficientes del citado plan de ventas que afectará a “activos no estratégicos”. Entre ellos, se encuentra el 23,5% de la firma de servicios Clece, traspasado el 8 de marzo por 80 millones, lo que supone un valor de empresa de 505 millones y arroja un impacto positivo en el beneficio de 150 millones.

Pérez y su equipo también tienen empaquetadas para la venta cinco plantas termosolares que suman 250 megavatios (MW). Sobre una de ellas existen negociaciones avanzadas. Además, buscan comprador para 750 MW eólicos, y están dispuestos a hacer caja con nueve líneas de transmisión eléctrica en Brasil.

¿Optará ACS por sacrificar el 10% en Abertis? El paquete está valorado en 876 millones y, en teoría, es estable. ACS tiene un pacto con CVC para no vender antes de agosto de 2013, a no ser que el traspaso se realice al propio fondo. De este último se dice en el mercado que subiría del actual 15% si la constructora le diera opción.

 

VLCRADIO | Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *