Connect
To Top

Aguas de Valencia rescinde el suministro a una comunidad

El Grupo Aguas de Valencia, mantiene desde hace ya una semana, a una comunidad de vecinos de la Ciudad, sin suministro de agua potable, con la excusa de que estan buscando la avería, pero les resulta complicado dar con ella.

Mientras tanto, los vecinos del inmueble, situado en la Avenida de Pérez Galdos, sufren de la restricción correspondiente, algo más de 7 días, en las que no han podido tener el servicio habitual, debido según Aguas de Valencia, a una fuga o atasco, que estamos todavía buscando, ya que no hemos dado con ella, ha manifestado uno de los operarios, a ésta redacción.

En pleno siglo XXI, una comunidad de vecinos, se vé afectada de la interrupción del suministro de agua potable, solo porque no quieren “comenzar a taladrar las aceras en busca de la fuga o atasco”. Para no incomodar más a los ciudadanos, “preferimos buscarla por las zonas interiores del inmueble, ya que da a varias calles, y es una mejor solución que no abrir zanjas”, han señalado uno de los operarios de Aguas de Valencia, empresa responsable del suministro de aguas potables.

Así, una comunidad con más de 90 puertas, más los bajos correspondientes, entre los que hay una ferreteria, varios bares o cafeterías, una peluquería, y unos talleres de automóviles, están afectadas, por la inoperancia del grupo Aguas de Valencia, que debía tener acceso a un plano del edificio, para así saber por dónde solucionar el problema.

Hemos de señalar, que en la comunidad vecinal, hay niños pequeños, personas mayores y gentes que salen a diario a sus trabajos, además de pagar sus impuestos correspondientes. Y que no tienen servicio de agua potable desde hace ya más de 5 días, no pudiendo lavarse, fregar, poner la lavadora o el lavavajillas o hacer la comida, de no ser que uno se autoabastezca de la correspondiente garrafa de agua mineral, adquirida en el supermercado o tienda del barrio.

Puestos en contacto con la empresa Aguas de Valencia, han declinado hacer declaraciones, argumentando que es un tema menor, que tan solo afecta a una comunidad vecinal, y que no tiene la menor importancia. Al parecer, el no tener el servicio regular, es algo común para la empresa suministradora, que olvida a sus vecinos en una reivindicación totalmente normal, para la buena salubridad de la comunidad.

Preguntada la empresa por una bonificación en el siguiente recibo, por los daños ocasionados a los vecinos, no se ha obtenido tampoco respuesta favorable, porque “es un tema municipal, y en la legislación local, esta situación no se contempla”. Queda demostrada con ésta respuesta, que la legalidad se lava las manos, igual que Pilatos, suponemos que con agua potable, esa que niegan a la Comunidad Vecinal de la Avenida Pérez Galdós de Valencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in SOLONOTICIAS