Algemesí acoge con volteo de campanas la declaración como Patrimonio de la Humanidad de sus fiestas a la Mare de Déu de la Salut

El 8 de diciembre, se repetirá excepcionalmente la fiesta con motivo de la Declaración.La localidad valenciana de Algemesí ha acogido esta mañana con volteo de todas las campanas la designación de sus fiestas de la Mare de Déu de la Salut, que se celebran cada año los días 7 y 8 de septiembre, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

“Había mucha expectación y la noticia se ha recibido con enorme alegría, porque a las tres y media de la madrugada había mucha gente despierta que ha comenzado ya a celebrarlo y a las 8 de la mañana, la plaza se ha llenado de gente”. Es un “hecho muy importante”, ha indicado a VLCRADIO.COM, Jesús Corbí, párroco de la Basílica San Jaime Apóstol de Algemesí, donde se venera la imagen de la Patrona.

Además, el párroco ha confirmado que para la fiesta de la Inmaculada, el próximo 8 de diciembre, excepcionalmente, a las 12 del mediodía habrá una celebración extraordinaria de las fiestas de la Mare de Déu de la Salut con motivo de esta declaración.

Según Corbí, la declaración de las fiestas de la Mare de Déu de la Salut como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad tiene un doble significado. “Por una parte, haber reconocido cómo la fe cristiana ha configurado nuestra identidad y una cultura” y por otra, “el reconocimiento de la UNESCO es a la expresión cultural de una fe y una devoción presentes, vivas desde hace siglos, en las que hunde sus raíces y sin las cuales sería una fiesta de museo”.

Corbí ha subrayado que el reconocimiento de la UNESCO “no es a la Virgen, evidentemente porque Ella ya es patrimonio en sí misma de toda la humanidad, sino a la fiesta con la que se expresa la devoción a la Virgen de la Salud que arranca del siglo XIII”. En las fiestas, “todo el pueblo se convierte como en un gran templo para acoger el homenaje a la Virgen por las calles”.

Las fiestas reconocidas hoy se celebran el 7 y 8 de septiembre. “Son casi 48 horas de fiesta ininterrumpida, que comienzan con el canto de las vísperas, el día 7 por la tarde, que están también incluidas en la declaración de Patrimonio”, ha indicado Corbí. Luego continúa con el traslado de la Virgen desde la basílica a la capilla de la Troballa donde se encontró en 1247, en la llamada “procesión de las promesas”, en la que participan miles de personas con cirios. Toda esa noche y madrugada “está la capilla abierta, recibiendo la Virgen de la Salud el homenaje de sus devotos con poesías y cantos”.

A las 2 de la madrugada se celebra la misa de la hermandad sacerdotal, y a las 10 de la mañana, la “procesioneta del matí”, en la que se devuelve la imagen a la Basílica para la misa solemne. Por la tarde, la procesión general dura siete horas y en ella participan los personajes bíblicos. Se suceden las danzas, la muixeranga, con centenares de personas formando torres humanas culminadas por niños, también els bastonets, les llauradores, els pastorets, els arquets, els tornejants, la carxofa, y el paso de los personajes bíblicos, los profetas, los evangelistas y los 24 ancianos del Apocalipsis.

VLCRADIO/Fiestas/Religión/Manuel J.Ibáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *