Connect
To Top

Alimentos que pueden broncearnos

Seguir una dieta y equilibrada con alimentos frescos de alto valor nutricional no solo puede ayudar a potenciar el bronceado en verano, sino que, además, en muchos casos también puede contribuir a que el cuerpo esté algo más protegido de la radiación solar.

Sobre todo, en el caso de algunos alimentos concretos,  he querido señalar porque podrían resultar especialmente favorables para potenciar el moreno durante estos meses de verano.

ZANAHORIA. Siempre se ha dicho, la zanahoria es la reina del bronceado. Y es que se trata de un alimento muy nutritivo, con un alto contenido en vitaminas. Es rico, además, en betacarotenos, que aumentan la producción de melanina, lo que ayuda a conseguir un bronceado natural y evitar el envejecimiento de la piel. Perfecta para ensaladas, guisos con carne, cremas o purés.

TOMATE. Este alimento destaca por la cantidad de minerales, vitaminas (B, C y A) y agua (alrededor de un 94%) que contiene. Rico en licopeno, es el alimento perfecto —en gazpachos, salmorejos, ensaladas frescas…— para luchar contra el envejecimiento de la piel que puede ocasionar una excesiva exposición al sol. Aunque cada vez cuesta más encontrar tomates de huerto que conserven su auténtico sabor y aroma, hay que tratar de asegurarse de comprarlos maduros y de temporada.

ESPINACAS. Las espinacas son una fuente natural de vitaminas, fibras y minerales, rica, además, en fitonutrientes y betacaroteno. Este vegetal posee también una serie de pigmentos que protegen a la piel de los rayos ultravioleta. Es una excelente combinación en platos frescos o como acompañante de pastas y pescados.

LEGUMBRES. Las legumbres, como los garbanzos o las lentejas, son unos alimentos ricos en vitaminas B y E, que evitan la deshidratación y descamación de la piel. Del mismo modo, ayudan a prolongar el bronceado. Se pueden disfrutar en verano en sopas, ensaladas, salteados o estofados con hummus.

PESCADO AZUL. Con un porcentaje alto en ácidos grasos omega 3, es beneficioso para el funcionamiento cardíaco y la prevención de enfermedades vasculares. Los diferentes pescados azules también hidratan la piel, ya que evitan la pérdida de agua, reducen la aparición de arrugas y alargan el tono moreno. Y la elección es fácil, y siempre muy sabrosa: sardinas, salmón, atún, anchoa, rodaballo.

Un bronceado natural, con los alimentos más exquisitos de las huertas mediterráneas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Más Actual