ANTONIO VEGA, nuevo vídeo de “Vapor”

Antonio Vega Tallés (1957-2009) era músico. Músico de rock.  No conviene reducirle a cantautor ni mucho menos a paradigma generacional.

Cierto que frecuentemente se le podía ver “desenchufado” pero su horizonte estaba en el rock guitarrero y en hacer honor a un repertorio que, en general, se grabó con banda. El mejor argumento para el Vega rockero está en Antes de haber nacido.

Resumimos su historia. A finales de 2008, Antonio montó un grupo potente para lo que se llamó Gira de Teatros. Tenía un sonido específico en la cabeza y, una vez satisfecho con los músicos reunidos a su alrededor, trabajó en un repertorio imaginativo. Se barajaron cuarenta canciones. No podían faltar los grandes éxitos pero hizo hueco para temas menos obvios, incluyendo alguna joya olvidada de Nacha Pop (Cada uno su razón). También había al menos una canción inédita, precisamente Antes de haber nacido.

Estaban previstos abundantes conciertos, hasta bien entrada la primavera. Cuando ya se habían celebrado cinco, la enfermedad le atacó. Todo fue demasiado rápido: mes y medio entre su último concierto (28 de marzo, en Bilbao) y el desenlace (12 de mayo). El impacto emocional resultó tan devastador que –fácil de comprender- se olvidó el plan concebido por Antonio: la Gira de Teatros iba a tener su plasmación en audio y en video. A tal fin, se habían grabado los conciertos en el Teatro Victoria Eugenia (San Sebastián) y el Café Antzokia (Bilbao). Este es el material que BMG rescata ahora como se merece.

Es decir, con un doble CD (19 canciones) y un DVD (6 interpretaciones más un documental y un imaginativo clip de Vapor). Se suman fotos inéditas y páginas de sus cuadernos. No cuesta mucho describir lo que aquí tenemos: un Antonio Vega maduro y pletórico, encantado de pilotar una propuesta tan vigorosa. Centrado y afilado.

Eso lo pueden ratificar los oyentes atentos. Aparte, cuatro puntos a destacar:

No se trata de uno de esos discos póstumos hechos con material no pensado para la luz pública. Antonio estaba tan seguro del resultado que ni siquiera negoció con discográficas: quería funcionar en plan independiente, buscando únicamente una distribuidora cuando tuviera el proyecto ya terminado.

Es un producto del amor. La propia madre de Antonio, Mariluz Tallés, insistió en que aquellas grabaciones debían editarse, “lo quería mi hijo”. Lo testimonia su hermano, Carlos Vega.

Requirió arduo trabajo. Tras el fallecimiento, nadie tenía estómago para acercarse a algo que dolía tanto. El material se dispersó. Hubo que juntarlo, revisarlo, adecentarlo para su publicación definitiva, resolver la cuestión de los derechos pertinentes. Basilio Martí vivió todo el proceso y merece nuestro agradecimiento.

Insistimos en el cariño que rodeaba, que todavía rodea a Antonio. Antes de haber nacido era un proyecto demasiado hermoso para no materializarlo. Un autorretrato musical, con fecha de  2009 y con la sabiduría de los 51 años vividos por Antonio Vega con tanta intensidad.

VLCRADIO | Javier Furió

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *