Apertura de 26.000 metros cuadrados de zonas verdes en Pont de Fusta

Valencia suma 26.000 metros cuadrados más de superficie verde con las obras de ajardinamiento realizadas en el entorno del Pont de Fusta, por las que se han materializado nuevos itinerarios peatonales y se ha rehabilitado el corredor central existente en ese tramo del Jardín del Turia.

De estos nuevos 26.000 metros cuadrados de superficie global, un total de 11.000 metros cuadrados corresponden a la zona verde de césped. Asimismo, se ha habilitado una zona de 700 metros cuadrados que contiene un pipican y una fuente para los animales, así como elementos para que los animales hagan ejercicio.

El proyecto de jardinería añade otro elemento protagonista como es el arbolado. Esta zona cuenta con una relación de 90 ejemplares arbóreos en la que predominan los plátanos en los laterales de los caminos para dar sombra; las palmeras washingtonia robusta en el espacio entre el puente y la pasarela; almez, ciprés, morera (sin fruto), fresno, grevillea, eritrina, fotinia, ciruelo rojo, sófora, ginkgo, quejigo…

Entre el tablero del puente destinado a la calzada y la pasarela peatonal se dispondrán palmeras datileras de unos 10 metros de altura. Los palmerales estarán situados en dirección este-oeste, con el fin de ofrecer sombra a los usuarios de este espacio, así como brindar una variedad de colores e incluso espacios libres para un posible museo de esculturas al aire libre.

Las especies utilizadas son las existentes ya en el propio Jardín del Turia. La mayor parte son árboles de crecimiento rápido, con una altura media de entre cuatro y ocho metros, combinando los de hojas perennes con los de caduca, aprovechando su carácter cambiante según el colorido de la floración, del fruto e incluso el efecto de alfombra de la caída de la flor y de las semillas, así como el aroma penetrante de las flores como los rosales tipo “sevillana”.

Esta actuación se ha completado con dos pistas de petanca y una zona de juegos infantiles homologados, dividida a su vez en dos subzonas: una para niños mayores con elementos de trepa, pasarelas, toboganes, plataformas, etc. y una zona para niños más pequeños en la que se ha previsto la colocación de un juego adaptado y tres balancines.

De este modo, la zona de juegos queda integrada en el jardín y en su entorno se han dispuesto bancos con brazos y respaldo y papeleras.

Finalmente, se ha construido una doble red de riego, por aspersión para uso habitual y riego del césped, y una red de bocas de riego para uso según las necesidades.

Esta actuación en conjunto ha sido la última fase en la remodelación de todo el tramo.

La concejala delegada de Parques y Jardines, Lourdes Bernal, ha manifestado que con la apertura de esta superficie “ganamos en zonas verdes y en equipamientos deportivos con la creación de cuatro espacios singulares colindantes con una pradera de césped y una zona de juegos integrada en el jardín. Un espacio pensado para el ocio y disfrute saludable de esta zona donde confluyen elementos tan destacados como las Torres de Serranos, el Convento de la Trinidad y el Museo de Bellas Artes”.

EML|M.I.|Fotos: AP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *