Aumenta la vigilancia y el vallado para evitar saltos desde el espigón

El Consorcio Valencia 2007 también amplió el vallado que debe complicar, difícilmente impedir, el acceso de los jóvenes a la zona de ‘saltos’ y, también, retiraron una serie de aparcabicicletas que los chicos y chicas usaban para improvisar una escalera con la que subían desde las rocas al espigón. El Consorcio se llevó de una zona de almacenaje que hay junto al muro todos los elementos que pudieran utilizar los infractores para llegar hasta la parte más alta del muro desde las rocas.

Lo que también se va a reponer en los próximos días son los carteles de prohibición y de alerta en la zona para intentar disuadir a los jóvenes de que no acudan al espigón. Ni tan siquiera a bañarse ya que se trata de una zona de tránsito marítimo y hay barcos que por sus dimensiones pueden no ver a los bañistas.

Lo que Landecho pidió ayer al Puerto de Valencia es que se apruebe una ordenanza de la que el Consorcio tiene un borrador desde hace años. En ese documento el Puerto ofrecía al Consorcio la posibilidad de multar a los que infrinjan las leyes dentro del área de la jurisdicción del Consorcio 2007.

Landecho piensa que esa sería una buena medida para controlar a los chavales que a diario se tiraban desde el espigón: «Nosotros lo que pensamos es que si se les pudiera multar por parte de nuestros vigilantes y ellos vieran que les han sancionado seguro que se lo pensarían más antes de volver». Algo así como ocurre con los vigilantes de la ORA que tienen la capacidad de sancionar.

Landecho asume que ellos tienen el control de la dársena y que deben ser los medios del Consorcio los que resuelvan los problemas que se generan en los más de un millón de metros cuadrados que tiene bajo su jurisdicción. El director general del Consorcio también ha trasladado su preocupación sobre el tema al Ayuntamiento de Valencia.

ESMASACTUAL/Poblats Maritims

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *