Camino de un Nuevo Año

6-alma16
Nadie estamos facultados para prevenir el futuro. Los adivinos de medio pelo, que se lucran con la inocencia de la gente, vaticinan una leve mejoría, con la llegada del Año Nuevo. Dicen que 2013 es un año nefasto. O por lo menos, así se nos quiere presentar. En lo personal, pues si que podría decir que no ha sido un año para tirar cohetes, pero no es el tema que voy a tratar aquí en EL CANDIL.

Y es que, aunque nos empeñemos, cuando un proyecto de vida, ya sea personal o profesional, no sale, tenemos la tendencia a decir que el año está lleno de malos augurios. El número 13, es uno más, de la unión de dos factores númericos: el 1 y el 3. Dos números primos, que al sumarse, nos dan uno par. Este sistema de unificar numeros, está dentro de las tradiciones cabalisticas egipcias, que no eran otra cosa, que un sistema de adivinación, basado en prospecciones y calculos, que no siempre tenían acierto, pero en los que la gente confiaba.

Pero, vamos a ser positivos, y pensemos que 2014, es un buen año. Al parecer, puede descender el paro, que es después de todo, el principal problema de los españoles. No subirá el recibo de la luz, como se había anunciado y subastado, aunque tendremos ciertos repuntes de subidas. Eso si, el salario minímo profesional, quedará en 645 €, muy por debajo del resto de países europeos -el más bajo de los 27-, razón por la cual, el poder adquisitivo no será muy elevado. A nuestros mayores, dicen que les suben la pensión un 2,5%, pero a pesar de eso, siguen teniendo que pagar los medicamentos y otros logros sociales, que se han tenido que suprimir, por los distintos procesos de corrupción economica de todos los partidos políticos, que no saben más que prometer y no cumplir. De todas formas, debemos tener la ilusión puesta en que todos juntos saldremos de la situación en la que estamos metidos.

Debemos entre todos, sumar voluntades, arrimar el hombro, dentro de nuestras posibilidades, trabajar en conjunto, para que podamos levantar un país hundido, que comienza a volver a despegar.

Hoy se ha celebrado el Día de la SAGRADA FAMILIA -en la diócesis de Valencia, el de la FAMILIA MISIONERA-, en memoria de la Sagrada Familia de Nazareth. Es la institución familiar, la que más ataques sufre en estos tiempos. Frente a la devaluación del Sacramento del Matrimonio, hay que unir, el creciente número de abortos, y sobre todo, de seres que no naceran, al ingerir pildoras anti-nacimiento, o utilizar métodos llamados anticonceptivos. Necesitamos nuevos seres. La tasa de natalidad, es cada vez más baja, y la población envejece. Pongamos el ejemplo de la SAGRADA FAMILIA, como la institución del AMOR, basado en la COMPRENSIÓN y el APOYO MUTUO. Hemos de ser conscientes de la importancia de la familia, como nexo de unión de las gentes, como la base de toda sociedad.

Desde este CANDIL tan particular, quiero dedicar ésta columna a varios amigos que tengo enfermos, y que sé que este año irán superando todos los problemas que les aquejan: doña Maria Teresa Oller Benlloch, Lola Orts, Pilar Remartinez, Isdel Mori, Lina Morgan y Javi Villanueva. Son amigos y amigas, a los que me une, una profunda amistad, en algunos casos de años, y se que vais a superar todas las trabas que la vida os va poniendo en el camino. Y no estoy haciendo de profeta-adivino, sino se que su tesón, fuerza y sobre todo su FE, les va a hacer vencer esas trabas, que son tan solo pruebas, en éste camino de la vida.
Que EL CANDIL, nos ayude a todos a vivir éstos días que faltan para el inicio del Nuevo Año, con ilusión y Esperanza, que buena falta nos hace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *