Connect
To Top

Casinos y el Medio Ambiente

Por José Salvador Murgui Soriano. Cronista de Casinos. Miembro de la RACV.

Cuando se vive en un entorno rural y agrícola como es Casinos, se palpa a cada momento la relación humana con el medio ambiente, pues estamos ante un sistema formado por elementos naturales y artificiales que están interrelacionados y que son modificados por la acción humana.

Se puede decir que es el entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad y que incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado. Los seres vivos entendiendo a las personas y animales (y en este momento que tanta importancia cobran los animales con los que se convive), el suelo, el agua, el aire, los objetos físicos fabricados por el hombre y los elementos simbólicos (como las tradiciones, por ejemplo) componen el medio ambiente. La conservación de éste es imprescindible para la vida sostenible de las generaciones actuales y de las venideras.

Además el medio ambiente incluye factores físicos (como el clima y la geología), biológicos (la población humana, la flora, la fauna, el agua) y socioeconómicos (la actividad laboral, la urbanización, los conflictos sociales). Todo esto hace posible que los procesos vitales se encuentren interrelacionados.

La ecología es una importante noción vinculada al medio ambiente, ya que se trata de la disciplina que estudia la relación entre los seres vivos y su entorno, cuya subsistencia puede garantizarse a través de un comportamiento ecológico, que respete y proteja los recursos naturales. Hasta aquí sería la parte teórica, la parte idílica que nos encantaría a los humanos poder convivir con ella a perpetuidad, pero lamentablemente, el ser humano hace lo posible por atentar contra su propia especie y contra las demás, a través de acciones que afectan a cada uno de los elementos que componen el medio ambiente. Degradación del suelo y el mal usi del agua; los residuos inorgánicos arrojados en la naturaleza constituyen una auténtica bomba de tiempo: a menos que alguien los recoja, puede llegar el día con el paso de los años, en que se interpongan entre los animales y el suelo.

¿Cómo podemos comprender la mente de alguien que desecha una botella de vidrio o una lata en un parque, en un lago, en un rio, en un campo, eso es muy difícil de entender cuando la voluntad no existe. Estamos ante acciones que cuestan de pensar antes de ejecutar: ¿Qué piensa esa persona que ocurrirá con la basura que tan irresponsablemente está tirando? ¿No piensa, que puede causar un daño físico a otro ser vivo o, incluso, a sí misma? ¿No teme siquiera que un niño se lastime con los trozos de vidrio o con el metal oxidado? Estamos ante un elevado número de gente que en muchas ocasiones incurre en actos de este tipo, y parece ser que les importa poco.

Como decía al principio vivir en una urbe de menos de tres mil habitantes rodeados de naturaleza, de campos agrícolas en producción, y las tierras bañadas por un buen sistema de regadío localizado, nos encontramos que el medio ambiente puede gozar de una buena salud; El aire que respiramos es otro de los elementos del medio ambiente que hemos de cuidar, muchas veces el mal uso de los vehículos, puede dañar el ambiente creando la tan temida contaminación que en muchas ciudades se genera por exceso de vehículos. El medio ambiente es la base de una vida sana, Casinos a solo treinta y pocos kilómetros de Valencia, goza de una perfecta red de transportes que sobre estar unida en poco tiempo con la ciudad, permite una vida agradable, un pensar en verde y una excelente calidad medio ambiental.

¿Qué se puede mejorar? Pues controlar que no hayan vertederos incontrolados, vigilar los animales de compañía para que no ensucien el entorno y concienciar a sus propietarios de extremar sus obligaciones, y sobre todo no perder de vista la educación y vocación de tener unos pueblos aseados, limpios y confortables. Las casas se asean por dentro y por fuera, los cálidos veranos invitan a mantener la higiene tanto de las personas como de su hábitat, y lo que es más sencillo con limpieza y pulcritud se vive mucho mejor que con desorden y malos hábitos.

En una palabra el medio ambiente es “vida”, esa es la palabra, con buenos hábitos buena vida, con un buen medio ambiente garantizamos una vida sana y de calidad. Casinos de momento goza de esa calidad, sus campos trabajados, su entorno agrícola, sus aguas cristalinas, y el tesón de sus mujeres y hombres, siguen trabajando cada día por ser el lugar más dulce del mundo, otorgando al entorno la bondad de sus productos artesanos y naturales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Columnistas