Connect
To Top

Centenario de los Picos de Europa

El punto de partida de esta ruta por la vertiente asturiana de Picos de Europa es Cangas de Onís, al que se accede por la N-625 desde Arriondas.

Cangas es un pueblo para entretenerse, con sus comercios, el llamado Puente Romano sobre el río Sella, que es medieval y una de las fotografías típicas de Asturias, de cuyo arco central cuelga la Cruz de la Victoria, la iglesia de Santa María de Cangas –con un montaje audiovisual de Aula del Reino de Asturias– y el túmulo funerario que se ubica en el interior de la ermita de Santa Cruz y que data del 4.000 a.C.

Pero en Cangas de Onís también está la Casa Dago, un edificio ejemplo de la mejor arquitectura señoral montañesa que acoge el centro de información del parque nacional, por donde hay que pasar para conocerlo todo sobre las diferentes rutas que se pueden hacer en el entorno.

Tomando desde el pueblo la carretera A-262 se llega en unos 20 minutos a la basílica de Covadonga y la Cueva Santa, uno de los principales centros de peregrinación cristiana en Asturias e íntimamente ligado al inicio, entre legendario e histórico, de la Reconquista en el año 722. La basílica, una construcción levantada a finales del siglo XIX, preside una amplia explanada, pero hay que entrar en su interior para admirar la cripta y también la interesante colección de piezas de arte y orfebrería que guarda su museo.

A pocos metros de la basílica se descubre la cueva donde se venera a la Santina, la patrona de Asturias, y en la que, según la tradición, se acuartelaron las tropas de Pelayo antes de la batalla que marcó el inicio de la Reconquista. Por eso, también es aquí donde descansan las tumbas de Pelayo y su mujer.

Unos 20 kilómetros más arriba, siguiendo la misma carretera, que se estrecha y retuerce según asciende, se descubren los lagos de Covadonga, a los que se puede llegar en transporte privado todo el año, excepto entre mediados de julio y principios de septiembre, que está regulado, por lo que existe un servicio de autobuses que parte de la rotonda de Covadonga. 

Antes de llegar, en el kilómetro 6,5 y en una curva, está el mirador de la Reina,que regala una de las panorámicas más grandiosas de los Picos de Europa, desde el que se admiran los municipios de Onís y de Cangas, la sierra del Cuera e, incluso, el mar Cantábrico, en días despejados. Más arriba, otra parada: el Centro de Visitantes ‘Pedro Pidal’ (abre en Semana Santa, verano y puentes festivos nacionales), ubicado en la antigua estación del tren a vapor que transportaba hierro y manganeso desde unas minas cercanas –un camino circular lleva hasta ellas– hasta Arriondas.

GALERIA DE FOTOS DE LOS PICOS DE EUROPA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Más Actual