China eleva a 13 los muertos por el brote de gripe aviar

2013-04-14T094110Z_1_AMAE93D0QWO00_RTROPTP_2_OESTP-CHINA-GRIPE-AVIARDos personas de la provincia central china de Henan han resultado infectadas con la nueva cepa del virus de la gripe aviar, los primeros casos descubiertos en esta región, mientras que la cifra de muertos se ha elevado a 13 de un total de 60 infectados después de dos meses de muertes en Shanghái.Una de las víctimas de Henan, un hombre de 34 años de la ciudad de Kaifeng, se encuentra en estado crítico en el hospital, mientras que el otro, un granjero de 65 años de Zhoukou, está estable. Los dos casos no parecen guardar relación.

Un total de 19 personas en estrecho contacto con las dos nuevas víctimas estaban bajo observación pero no habían mostrado síntomas de infección, dijo la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Otros cuatro casos se confirmaron en la provincia del este de Zhejiang, dijo el domingo Xinhua, lo que eleva el total de casos en esta provincia a 15. La agencia dijo que ninguna de las 483 personas con contacto directo con las víctimas presentaba síntomas.

Se identificaron tres víctimas más en Shanghái, el centro comercial de China, elevando el número total de casos en la ciudad a 24, con un total de nueve muertes, según informaron medios estatales.

Hasta el momento se han conocido tres casos fuera de la zona inicial al este de China, entre ellos uno en Pekín, pero no hay nada fuera de lo normal hasta ahora, según el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No hay modo de predecir cómo se extenderá, pero no es una sorpresa si hay casos en diferentes lugares como en Pekín”, dijo Michael O’Leary a periodistas.

El sábado las autoridades sanitarias chinas confirmaron que una niña de siete años estaba infectada en Pekín por la cepa H7N9 del virus, el primer caso lejos del este del país, donde se encontraba el foco del brote iniciado el mes pasado.

Los padres de la niña trabajan en el comercio con aves.

Los investigadores tratan de encontrar la fuente en medio de la preocupación de que desemboque en una pandemia mortal similar a la del Síndrome Respiratorio Severo Agudo (SARS) de 2003, que mató a uno de cada 10 de los 8.000 infectados en todo el mundo.

China quiere evitar una repetición del pánico de 2003 y ha prometido total transparencia. O’Leary dijo que la OMS está “conforme” con la manera en la que se comparte la información.

Las autoridades dicen que aún no hay señales de que el virus se transmita de humano a humano, aunque la cepa ha matado ya a 11 personas en Shanghái y en las provincias de Zhejiang, Jiangsu y Anhui.

“Este es un factor clave en la situación”, dijo O’Leary. “Hasta donde sabemos, todos los casos son infecciones individuales de forma esporádica y sin relación entre ellas”, añadió.

El marido de una víctima de la cepa H7N9 en Shanghái resultó infectado recientemente, pero O’Leary dijo que no hay motivo para la alarma.

“Si sólo hay casos muy aislados … Eso es diferente de la facilidad de la transmisión entre personas. Estamos preocupados por esa facilidad, pero todavía no hay pruebas de ello”, dijo.

 

ONDA3.COM|Redacción Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *