Clinton advierte a Asad de que sus días ´están contados´

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, afirmó hoy que los días del régimen de Bashar al Asad “están contados” y pidió el fin de la violencia “cuanto antes” para evitar que el enfrentamiento degenere en un asalto “catastrófico” al Estado.

En declaraciones al margen de la Conferencia de Tokio sobre Afganistán, Clinton afirmó que la oposición siria es cada vez más efectiva a la hora de defenderse y también en su ofensiva contra el Gobierno de Al Asad, el Ejército y las milicias afines al régimen.

“Cuanto antes termine la violencia y comience el proceso de transición no solo morirá menos gente, sino que habrá la posibilidad de salvar al Estado sirio de un asalto catastrófico muy peligroso no solo para Siria, sino para toda la región”, afirmó.

Clinton añadió que la advertencia del enviado especial de la ONU para Siria, Kofi Annan, de que los esfuerzos de paz están fracasando “debe ser una llamada de atención para todos”.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas medita redefinir el papel de la misión de observadores enviada a Siria, a tenor del recrudecimiento violencia y tras el fracaso del plan de paz trazado por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, según concreta un informe preliminar elaborado de cara a la cumbre del miércoles.

En el documento, destapado por la cadena estadounidense CNN, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, propugna desempeñar un papel importante en la resolución del conflicto en Siria a pesar de los reconocidos fracasos cosechados con el plan de paz y la misión de observadores.

Los niveles de violencia en algunos puntos del país son incluso más altos que los constatados en el primero de los intentos de alto el fuego en Siria en abril, resalta el informe. En parte, Ban atribuye estos hechos a la incapacidad de la misión de observadores de la ONU de trabajar sobre el terreno a causa de las violencia e inestabilidad. Estos dos factores fueron las razones esgrimidas por la ONU al anunciar el repliegue de los observadores.

En este contexto, Ban propone en el informe tres para la misión: una, su retirada; dos, aumentar su tamaño o agregar unidades armadas para la protección de los observadores; y tres, redefinir el objetivo de la misión. Esta última es por la que se inclina el secretario general de la ONU, si bien reconoce que la prioridad es garantizar la seguridad de los observadores.

ESMASACTUAL/Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *