Connect
To Top

Comienza la Primavera: una estación llena de color

Por Manuel J. Ibáñez Ferriol. @manuelvlcia.

Calificada como la estación más hermosa, la Primavera, significa el re-inicio del ciclo vital. Es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas de nuestro planeta, posterior al invierno y anterior al verano.

El término prima proviene de «primer» y vera de «verdor». Astronómicamente, esta estación comienza con el equinoccio de primavera (entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 21 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur), y termina con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 de diciembre en el hemisferio sur).

Hay varias definiciones técnicas de la primavera, pero el uso local del término varía según el clima local, las culturas y costumbres.

Cuando es primavera en el hemisferio norte, será otoño en el hemisferio sur. En el equinoccio de primavera, los días son aproximadamente 12 horas de duración aumentando la duración del día conforme avanza la temporada.

En lo que respecta al clima, suele ser frecuente el aumento lento y progresivo de las temperaturas conforme avanzan las semanas, con algún período intercalado en el que puede “reaparecer” el ambiente invernal debido a algunas masas de aire frío residuales.

Las precipitaciones tienden a ser más irregulares y menos generalizadas, descargando en forma de chubasco y tormentas más probables a mediados y finales de la estación, cuando el verano está próximo.

Las hojas y flores de los árboles de hoja caducifolia vuelven a crecer de manera gradual, dando colorido de nuevo al paisaje después del invierno.

La primavera también puede referir a las ideas del renacimiento, el rejuvenecimiento, la renovación, la resurrección y el nuevo crecimiento.

En la literatura, la primavera representa la juventud, época o fase la vida de una persona en la que se dice que está en la “flor de la vida”.

Decía el gran poeta de Orihuela, Miguel Hernández:

“¡Oh, primavera verde de deseo,

qué martirio tu vista dulce y alma

para quien anda solo y miserable!”.

Y Gabriela Mistral:

“Doña Primavera

de manos gloriosas, 

haz que por la vida
derramemos rosas:
Rosas de alegría,

rosas de perdón,

rosas de cariño,

y de exultación”.

También don Antonio Machado, escribió sobre la más hermosa estación:

“Como atento no más a mi quimera 

no reparaba en torno mío, un día 

me sorprendió la fértil primavera 

que en todo el ancho campo sonreía”.

Y así describía el amor primaveral, el poeta valenciano Vicent Andres Estellés:

No hi havia a València dos amants com nosaltres.
Feroçment ens amàvem del matí a la nit.
Tot ho recorde mentre vas estenent la robat.
Han passat anys, molt anys; han passat moltes coses.
De sobte encara em pren aquell vent o l’amor
i rodolem per terra entre abraços i besos.
No comprenem l’amor com un costum amable,
com un costum pacífic de compliment i teles.

Y don Ramón de Campoamor, expresó así su concepto poetico-primaveral:

“Una noche de abril, a un hombre espera:

la humedad y el calor

siempre son en la ardiente primavera

cómplices del amor”

Cerraremos ésta selección poética primaveral, con don Pere Delmonte en lengua valenciana:

A les mans porte el pes,
porte el bes,
porte el plor.
A les mans porte el fanc,
porte sanc,
porte flor.

Vivamos la primavera, con la alegría de la estación más hermosa del año.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Con Encanto