Cómo ahorrar en la calefacción

Cuando llega el otoño, es necesario tomar en cuenta una serie de aspectos con el fin de lograr ahorros en la calefacción.

A continuación, se detallan algunas formas de ahorrar en este renglón.

Mantener un buen sistema de aislamiento Una vivienda con un buen sistema de aislamiento gasta hasta un 40% menos que otra poco protegida. Hasta el 30% de las pérdidas de calor se producen por rendijas y ventanas. Para evitarlo, se recomienda colocar ventanas con doble acristalamiento, tapar las rendijas con plástico adhesivo y cerrar cortinas y persianas.

Prestar atención al mantenimiento de la calefacción Muchas personas se olvidan de dar mantenimiento al sistema de calefacción lo cual reduce su rendimiento. Si se desea evitar el pago de costosas reparaciones, es mejor hacer revisiones y cumplir con las normas básicas como limpiar los filtros de las bombas de calor o purgar los radiadores eliminando el aire.

Mantener el grado de calor adecuado La calefacción representa el 41% del consumo energético del hogar, de ahí la importancia de una conducta coherente. En invierno, se recomienda mantener la vivienda a 20°, ni uno de más. Cada uno que se aumente estará consumiendo hasta un 10% más de energía. Por la noche, se aconseja reducir la temperatura entre 15 y 17° y si se abandona la casa por largas horas, se debe reducir la temperatura antes de irse. Un termostato programable puede resultarte muy práctico. Con una graduación racional de la temperatura se puede ahorrar, según los metros cuadrados de la vivienda, unos 100 euros al año.

Evitar la costumbre de marcar en el termostato una temperatura superior al inicio para que la vivienda se caliente más rápido, ya que resulta una creencia falsa. Tampoco se debe cubrir con muebles los radiadores. Todo lo anterior puede reducir la factura a un 40%.

Ventilar sólo lo necesario Ventilar a diario nuestra casa es necesario para limpiarlo de moléculas contaminadas, pero no se debe exagerar en este aspecto. Dejar más de 10 minutos las ventanas abiertas, no mejora el resultado y supone un desperdicio inútil de calor.

ESMASACTUAL|Josevi Espinosa |Fotos: A.E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *