Connect
To Top

Cómo distinguir un buen pan artesano

Surtido-panes-artesanos.-Foto-Levadura-Madre

Noticias ONDA3 | Redacción.- Como consecuencia de todo esto, el pan artesano es más fácil de digerir, dura más tiempo fresco y lo más importante, está buenísimo. Pero no debemos dejarnos engañar por la vista: la harina espolvoreada y el aspecto de hogaza rústica no son garantía de que el pan sea de obrador. El pan además de verlo, hay que tocarlo, olerlo, oírlo y sentirlo.

Y para ayudar en esta tarea, el panadero artesano Moncho López, de Levadura Madre, desvela algunos de sus secretos para aprender a elegir un pan artesano y de calidad.

El pan tiene que pesar. Aunque parezca que el pan pesado es más denso y difícil de digerir, no es así. Como asegura Moncho López, “cuanto más pese en la mano, menos pesa en el estómago”.

La corteza tiene que ser crujiente. Un buen pan se reconoce por su corteza color pardo, más gruesa que la del pan industrial y muy crujiente. Además, debe mantener estas propiedades durante el tiempo que el pan esté fresco.

La ‘suela’ debe ser lisa, porque eso indica que se ha cocido en horno de piedra. Hay que huir de los panes con base en forma de rejilla porque eso denota cocción en horno con ventilador y por tanto producción industrial. El pan elaborado en horno de piedra requiere un horneado, lento, lo que repercute directamente en una digestión más fácil.

La miga debe tener agujeros grandes e irregulares y esta es quizá una de las características más definitorias del pan artesano. Cuando se hace una barra en la bandeja perforada de un horno industrial, el calor se distribuye homogéneamente y por tanto sus burbujas también lo son. Sin embargo, en un horno artesano la cocción se transmite casi desde la base del pan hacia adentro y esto provoca agujeros irregulares y más grandes.

Irregularidad. “La industria hace fotocopias, el artesano hace hermanos”, con esta gráfica frase resume Moncho López la diferencia entre el formado a mano y el hecho por una máquina.

Tiene que oler a pan. En general, si el pan no huele es que no ha reposado el tiempo suficiente para que se desarrollen los ácidos orgánicos responsables de ese olor característico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Dolce Vita

  • Adentrarse por la Toscana Valenciana

    Por Manuel J. Ibáñez Ferriol. Fotos: Archivo Propio.  ¿Has escuchado hablar de la Toscana valenciana? ¿Es solo un invento de marketing?...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol21 Mayo, 2017
  • Lasaña de rabo de toro con castañas gallegas

    Como la gran mayoría de sus familiares, los frutos secos, la castaña es un alimento típicamente otoñal. Sin embargo, gracias a...

    Maite Castaños20 Mayo, 2017
  • Panes enriquecidos con vitamina B12

    Como parte del Programa Retos Colaboración 2016, financiado con fondos europeos, el proyecto el proyecto PAFORT busca desarrollar nuevos productos de...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol20 Mayo, 2017
  • Los IV Premios La Rioja Capital reconocen a la cocina vasca

    El grupo de cocineros considerados como fundadores de la llamada Nueva Cocina Vasca, movimiento que revolucionó la gastronomía española, recibirán la...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol14 Mayo, 2017
  • Belem: ciudad de la gastronomía creativa

    Desde el año 2015 Belém, capital del brasileño Estado de Pará, ostenta el título de Ciudad Creativa en el área de...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol13 Mayo, 2017

Nueva época de la revista digital Onda3

Todos los derechos reservados.

© 2015 Diseño de Javier Furió sobre DeVoe Theme by MVP Themes.