¿Cómo nos llamábamos los cristianos antes de llamarnos cristianos?

2 min


61fcd0e790aaecc2196628e2b1540295_L

Documentos ONDA3 | Carlo Carletti (LOR).- La palabra Christianus [cristiano] sólo empezó a difundirse en Occidente, y con mucha lentitud, a partir de la conversión de Constantino, el emperador que con el edicto de Milán del año 313, en virtud del cual la religión cristiana comenzó a dejar se ser perseguida y acabó convirtiéndose en la religión del Imperio.Antes de esa fecha, la fraternidad cristiana no sólo como virtud, sino también como forma de vida, había hecho cuajar la fórmula “los hermanos” para referirse a los demás miembros de la Iglesia. Así se plasma, por ejemplo, en diversas inscripciones funerarias, donde el deseo de autorrepresentación evidencia este hecho.

Carletti se fija por ejemplo en una lápida en torno a al año 220, que se expone en el Museo Nacional de Roma, donde Alejandro, el padre del difunto (Marco), ambos siervos, se dirige en primera persona a quienes lean la lápida: “Os pido, buenos hermanos en el nombre del Dios único, que tras mi muerte nadie dañe esta tumba”. Dado que la lápida no estaba en una catacumba, sino en un cementerio donde había tumbas cristianas y paganas, la expresión “hermanos” adquiere un valor identificativo.

Lo mismo pasa con el que se considera el primer elogio funerario latino de la comunidad cristiana de Roma, en torno al año 270. Se conserva en una de las zonas más antiguas del cementerio de Priscila. Son también unos padres que entierran a su hija Ágape, de catorce años, quien al final de los hexámetros se dirige a ellos: “Eucaris, madre mía, y Pío, padre mío, os pido, hermanos, que cuando vengáis aquí a rezar y en todas vuestras oraciones invoquéis al Padre y al Hijo y os acordéis de vuestra querida Ágape, para que Dios Omnipotente la conserve en la eternidad”. De nuevo la expresión “hermanos”, referida imaginariamente a los padres, alude a su condición de cristianos.

No cerca de la tumba de Ágape está la de Leoncio, unos veinte años anterior, donde sus amigos le despiden así: “Leoncio, paz te desean los hermanos. Adiós”.

Este hecho notorio de que los cristianos, antes de existir este nombre, se llamasen “hermanos”, sorprendía a los paganos, como recoge Minucio Félixen su imaginario diálogo Octavius: “Se aman casi antes de conocerse… y se llaman sin distinción hermanos y hermanas“.

Y un siglo después Lactancio explica: “No hay otra razón para llamarnoshermanos que el hecho de que nos consideramos todos iguales. Esclavos y libres, grandes y pequeños son iguales entre sí y ante Dios se distinguen sólo por la virtud“.

La hermandad como identidad, y la identidad en Cristo: dos denominaciones sucesivas, pues, y un mismo principio que ya latía en los siglos de los mártires.

(*) Texto recopilado y enviado por www.primeroscristianos.com. 


Like it? Share with your friends!

¿Cuál es tu reacción?

Lástima Lástima
0
Lástima
Odio Odio
0
Odio
Empollón Empollón
0
Empollón
Divertido Divertido
0
Divertido
Me parto Me parto
0
Me parto
Ooooh Ooooh
0
Ooooh
Confuso Confuso
0
Confuso
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Superior Superior
0
Superior

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend