Consejos para la elección de tus zapatillas para correr por Montaña

Como en atletismo en general, las zapatillas son el punto de unión del atleta con el suelo, y hay unas adecuadas para cada práctica deportiva, y por tanto también para correr por montaña.

La montaña al revés que el tartán que encontramos en una pista de atletismo, no es uniforme ni agarra igual, cada metro puede ser diferente y por lo tanto el calzado es vital para correr en condiciones por la montaña.

Como ya hemos dicho otras veces la pisada es muy importante y debemos saber si nuestra pisada es neutra o bien tiene algún grado de desviación. Un podólogo, dirá si este es o no relevante, y por tanto valorará si la pisada es susceptible o no de ser rectificada con una plantilla a medida. También, según la naturaleza del apoyo y las características de los pies, valorará e informará de las características que debe tener la zapatilla que se use para correr por la montaña.

Un vez tengamos claro el tema de la pisada en función de nuestro peso y los kilometrajes que acostumbremos a hacer tendremos que tener en cuenta los siguientes parámetros.

Si pesamos menos de 780 kilos, podemos optar por zapatillas ligeras y con buena amortiguación, pero si pasamos de esta tara es mejor optar por modelos más robustos, ya que las suspensión es más resistente y por tanto nos durarán más y tendremos menos posibilidades de lesionarnos por culpa de un deterioro de las zapatillas.

Para entrenar estas serían los detalles de las zapatillas…

-Para corredores/as de +80kg, zapatillas de al menos 400gr cada una, con alto nivel de amortiguación.
-Para corredores/as de -80kg, zapatillas de entre 350-400grs cada una, con un nivel de amortiguación medio
-Para corredores/as de -70kg, zapatillas de entre 300-350gr cada una.
A tener en cuenta que una zapatilla de entrenamiento, suele perder sus propiedades de amortiguación a los 500-600km, y por el bien del corredor, no conviene “estirar” mucho más esas cifras.

Para competir se suelen usar zapatillas más ligeras y con menor amortiguación, ero siempre teniendo en cuenta el peso del corredor, la distancia que vaya a recorrer y la superficie por la que se corre.
A diferencia de los corredores de asfalto, los corredores de montaña, suelen competir muchas veces con el mismo modelo de zapatilla que usan para entrenar.

Un último punto importante es la suela, que tiene que ser flexible, tener tacos para un buen agarre en subidas de tierra y al mismo tiempo no ser muy delgada, ya que sino nos clavaremos todas las piedras que encontremos por el camino.

Por último enunciamos más pautas útiles referidas a la compra o elección de zapatillas:
• Tener en cuenta que las zapatillas que dan buen resultado a un amigo tuyo, no tienen por que ser buenas para ti.
• Las zapatillas deben adquirirse con una talla holgada, y los dedos deben moverse libremente, sin tocar la puntera.
• En la tienda, es muy recomendable probarse los 2 pies y andar o trotar un buen rato para ver las sensaciones que se tienen o si hay tocaduras que algún pié.
• Hoy día, hay diferencias en el tallaje entre las diferentes marcas de zapatillas, por tanto, no fiarse de las tallas y comprobarlas en la tienda.
• Es aconsejable utilizar y adquirir las zapatillas específicas e indicadas para el propio sexo.

ESMASACTUAL|Vicente Ramirez Lucas|Fotos:Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *