El Consell reemprende la campaña de lucha contra la mosca del olivo para 2016

Agroinformacion.com27012015_110135

Noticias ONDA3/Redaccion.- La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural va a reemprender los trabajos de control de la mosca del olivo (Bactrocera oleae) para el año 2016.

A este respecto, el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, ha señalado que “el objetivo de esta campaña consiste en mitigar los efectos negativos que produce en la reducción de cosecha y sobre todo en la pérdida de calidad de los aceites obtenidos y nos atenemos a la estrategia de la Conselleria para reducir al máximo el impacto de los plaguicidas, y a los principios de la Gestión Integrada de Plagas”.

Roger Llanes ha indicado que “hasta el año 2011 las actuaciones de la Conselleria en el control de esta plaga se basaban en el seguimiento de las poblaciones de mosca, reparto de insecticidas para los tratamientos recomendados, e incluso la realización de tratamientos colectivos terrestres y aéreos; dejándose de hacer los años siguientes”.

Llanes ha anunciado que la conselleria va a instalar una red de monitorización en 60 puntos de la Comunitat Valenciana, con 20 puntos por provincia, ubicados en las principales zonas olivareras, de los que se harán conteos semanales desde el 1 de junio hasta final de noviembre para conocer los niveles de la plaga, y se remitirá la información a los técnicos y productores interesados para que puedan tomar decisiones acerca de las actuaciones y momentos oportunos para intervenir. Cada punto de la red de monitorización estará compuesto por dos trampas cromotrópicas pegajosas amarillas con feromona sexual de Bactrocera oleae como atrayente.

También se va a incrementar la producción y liberación del himenóptero beneficioso Psyttalia concolor, parasitoide de la Bactrocera oleae con el fin de reducir la incidencia de la plaga mediante la lucha biológica clásica.

Además, la Conselleria va a repartir un producto fitosanitario, proteína hidrolizada, a los agricultores y/o entidades para la realización de tratamientos fitosanitarios a parcheo. La proteína hidrolizada es un atrayente de la mosca que se mezcla con el insecticida y reduce la cantidad de insecticida por hectárea. Para que puedan recibir la proteína los agricultores deberán demostrar la compra del insecticida para el control de la mosca. Los tratamientos a parcheo, al tratar sólo una parte del árbol, tienen la ventaja de reducir el impacto sobre el medio ambiente y la presencia de residuos en la cosecha, que provocan los tratamientos totales.

Por otro lado la Conselleria facilitará los materiales para realizar el trampeo masivo por parte de los agricultores que lo soliciten, se entregará el atrayente suficiente para la colocación de 50 trampas por hectárea. La confección de las trampas y la colocación correrá a cargo de los agricultores. Se ha previsto la cantidad de atrayente suficiente para cubrir más de 60.000 hectáreas de olivo.

Una plaga de los olivos mediterráneos

La Bactrocera oleae es una de las plagas más importantes del cultivo del olivo que se encuentra distribuida por toda el área mediterránea. Los daños que provoca son variables dependiendo del año y de la zona geográfica. En España, los ataques más intensos se producen en el área litoral.

Los daños causados por este insecto se centran únicamente en el fruto, donde la mosca adulta pone sus huevos y la larva se desarrolla en el interior alimentándose del mesocarpio, provocando en la aceituna una disminución de peso y de rendimiento (pudiendo llegar a una pérdida del 20-30%).

Indirectamente, esta plaga origina una pérdida de calidad de los aceites obtenidos por aumento de la acidez. Esto se debe a que la larva origina en los frutos un gran número de galerías y agujeros por donde penetran hongos (Gloeosporium olivarum) y bacterias que originan la descomposición de la pulpa, con lo que al final se suelen obtener aceitunas de deficiente calidad, no sólo por el sabor y el olor, sino también por la acidez, por el color y la viscosidad que en ocasiones difieren notablemente de lo normal. También aceleran la maduración, provocando bastantes veces la caída prematura de la aceituna.

La elevada movilidad de esta plaga hace que la lucha colectiva sea indispensable para tener éxito en la disminución de los niveles de plaga en amplias zonas, esto ha motivado que el Real Decreto 66/2010 declarara de utilidad pública la lucha contra esta plaga.

La Comunitat Valenciana cuenta con 91.868 hectáreas de olivar, que dan una producción de 74.149 toneladas de olivas y 14.432 toneladas de aceite en la campaña 2014/2015.

En 2015 la Comunitat exportó aceite por un importe de 34,3 millones de euros, un 17% más que en 2014, siendo el principal país de destino Italia, que ha comprado aceite por valor de 22,7 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *