Curar el pequeño corazón de Sandra

nisa_pardo_aravaca“Un niño con cardiopatía congénita en Guinea Bissau se muere”. Así de contundente es Javier Gila, Director de la Ong AIDA, Ayuda, Intercambio y Desarrollo.

Afortunadamente ese ya no será el destino de Sandra, una preciosa niña de 15 meses, que gracias a la colaboración entre esta ONG, Infancia Solidaria y la Fundación Nisa, ha sido operada con éxito por el equipo médico del Hospital Nisa Pardo de Aravaca de una comunicación interventricular, una malformación del corazón que hace que los ventrículos estén comunicados por un orificio.

A Sandra le detectaron un murmullo en el corazón en una revisión, la niña se fatigaba mucho y estaba baja de peso. El diagnóstico fue claro ya en Guinea Bissau, y la necesidad de operarla antes de que fuese irreversible también. AIDA la trajo a España junto con su madre, y ambas están alojadas en casa de una familia de acogida.

Tal y como explica Mar Álvarez, gerente de la Fundación Nisa: “buscamos en nuestro grupo de hospitales aquel en el que teníamos a los especialistas más indicados para curar a Sandra”. El Hospital Nisa Pardo de Aravaca cuenta con una unidad de cardiocirugía pediátrica de referencia, liderada por los doctores Cazzaniga, cardiólogo, y Greco, cirujano cardiaco.

Tal y como explica el Dr. Cazzaniga, esa malformación somete al corazón y a los pulmones a una presión muy superior a lo normal. Con el tiempo, esa presión habría afectado a los pulmones, por lo que hacia los 10 ó 12 años, se habría convertido en irreversible. Para curarla, Sandra fue operada a corazón abierto por el Dr. Greco y su equipo y “se cerró el agujero que había entre los dos ventrículos con un parche de tejidos biológicos”. Ese tipo de parches, explica el doctor, tienen una integración total con el tejido miocárdico del corazón.

Tal y como explican los doctores, Sandra está curada, sin necesidad de medicación ni otros cuidados específicos.

Un caso frecuente en Guinea Bissau

Javier Gila confirma que el caso de Sandra es muy frecuente en Guinea Bissau. “Hemos identificado a muchos niños tanto con cardiopatías congénitas como adquiridas. Esos niños están abocados a una muerte segura”. Por ese motivo, esta ONG trata de traerlos a España con la colaboración de otra ONG, Infancia Solidaria, que les busca un hogar de acogida- y de hospitales como el Grupo Hospitales Nisa para ser intervenidos, con la mediación de su Fundación,

“En el caso de Sandra ha habido mucha gente trabajando en cadena por un objetivo común, salvarle la vida a la pequeña” señala Javier, y añade “es muy importante que haya personas que entiendan estas necesidades, como ha sido el caso de los profesionales de Hospitales Nisa”.

Por su parte, Manuel Vilches, director del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, explica que para lograr este final feliz ha sido imprescindible un importa.

 

ONDA3.COM|NISA-Press|Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *