De Madrid al cielo

533991_640092519341214_716524765_n
Por JUAN BENITO RODRIGUEZ MANZANARES. Presidente de MISTIUM.
Esta es una frase muy utilizada, sobre todo para ensalzar las virtudes de la capital de España, que se puede compartir o no, pues cada territorio tiene su peculiaridad, pues no en vano una de las frases señeras de Valencia es, “La millor terreta del món” es decir, la mejor tierra del mundo, y para mí como valenciano, es completamente cierta.

Pero bajando del cielo de las consideraciones personales y volviendo a la tierra con sus alegrías y miserias, lo que sí que es cierto es que con el sistema radial de comunicaciones terrestres que hay en España actualmente, es desde Madrid desde donde puedes ir a prácticamente todos los lugares de España, mientras que desde otros lugares de España no puede acceder al resto de la misma y debes, por obligación, pasar por Madrid.
Un ejemplo de lo dicho es que si quieres ir en tren de Valencia a Algeciras, has de hacer escala en Madrid, sí o sí, pues no hay un tren directo que una estas capitales, pasando claro está por las capitales y otros lugares que haya en su recorrido.
Recientemente un grupo de geógrafos, entre los que se encuentra el profesor de la Universidad de Valencia Josep Vicent Boira, han presentado una tesis en un libro llamado “Repensar el Estado. Crisis económica, conflictos territoriales e identidades políticas en España”, que impulsa el sistema de “infraestructuras federales”, tema que propone que al tiempo que las infraestructuras estén íntimamente ligadas a los territorios donde se encuentren, también han de cooperar con nuevas escalas geográficas.
España desde hace muchos años se ha estado construyendo de forma radial, es decir, todo nacía o moría en Madrid, y desde Madrid a todas partes, y en ese ‘todo’ también se encuentran las infraestructuras terrestres para desplazarse por España, pero lo cierto es que a día de hoy todo ese planteamiento está superado, pues no siempre se requiere pasar por la capital de España para llegar hasta el punto de destino desde tu punto de origen, es más, en no pocas ocasiones, es muy complicado y engorroso tener que hacerlo, pues es una gran pérdida de tiempo, y como dicen, el tiempo es dinero.
No teniendo que pasar por Madrid, también se evitarían transbordos y con ello una sobre masificación en los nudos de comunicaciones de transporte de Madrid, pues multitud de vehículos de todo tipo y clase, de transportes en general y de personas, no pasarían por Madrid, aligerando a la capital de muchísimos problemas derivados con el innecesario paso por ella, y a los viajeros nos lo pondría mucho más fácil al no tener que realizar unas piruetas innecesarias para llegar hasta nuestros respectivos destinos.
Claro que, por otra parte, en cierto modo este tráfico innecesario le viene de maravilla a Madrid, pues contabilizan viajes y paradas que son innecesarias para los viajeros, para engrosar sus números estadísticos sin ninguna necesidad. Un ejemplo de esto es el siguiente; en avión, no se puede ir de Valencia a Caracas pues no hay vuelo directo, has de ir Valencia-Madrid y Madrid-Caracas, con ello contabiliza Madrid más viajeros en sus estadísticas en su flamante Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, pero la verdad es que si hubiera un vuelo directo Valencia-Caracas, a los viajeros valencianos nos facilitaría mucho los viajes, y nos ahorraría tiempo y dinero, pues es del todo innecesaria esa escala en Madrid.
Bien está que se comenzara a tener una vista de futuro en las infraestructuras españolas, fuera del sistema radial, y comenzaran a plantearse estas infraestructuras de una manera más racional y que beneficiara a todas las Comunidades por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *