Detenidos en Francia dos de los miembros de ETA más buscados

En el marco de la Operación Tonel/Tonneau, desarrollada conjuntamente por la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) francesa, detuvieron anoche en una vivienda unifamiliar de la localidad de Ossès, Departamento de Pirineos Atlánticos, a dos de los miembros de la organización terrorista ETA, huidos de la justicia española y más buscados por los servicios policiales tanto españoles como franceses.

Los detenidos son Xabier Goyenechea Iragorri, nacido en San Sebastián, de 35 años; y Joseba Iñaki Reta de Frutos, nacido en Elorrio (Vizcaya), de 56 años.

Los dos detenidos ocupaban un papel de gran importancia en la banda terrorista ETA, porque ejercían la máxima responsabilidad del departamento técnico-logístico de la banda terrorista.

02335_3g

El 20 de julio de 2014 las páginas web de los diarios “Gara” y “Naiz.info” publicaron un comunicado de ETA en el que la organización terrorista anunciaba que estaba realizando una reestructuración interna, que contemplaba el desmantelamiento de su entramado “logístico-militar”, la creación de una nueva rama “técnico-logística”, encargada del sellado de sus depósitos de armas, y el reforzamiento de su aparato político, todo ello, sin suprimir las estructuras necesarias para su funcionamiento interno.

El máximo responsable de este aparato era, hasta el momento de su detención, Xabier Goyenechea Iragorri, que se encontraba apoyado en las labores de dirección y coordinación por el otro detenido en la operación.

Ambos son miembros de ETA y cuentan con amplia experiencia en actividades a favor de la organización terrorista. Xabier Goyenechea era uno de los organizadores y dinamizadores de la denominada “kale borroka” en Rentería (Guipúzcoa), y había participado en la comisión de varias acciones violentas y de sabotaje, motivo por el que y para eludir una operación policial, a partir de abril de 2008 pasó a la clandestinidad.

Además, Goyenechea también estaría implicado en el robo de seis turismos de alta gama perpetrado por numerosos miembros de ETA en marzo de 2010 en el concesionario “Auto Contac”, situado en la localidad francesa de Dammarie Les-Lyes, a 60 kilómetros de París y que terminó con el asesinato del policía francés Jean-Serge Nérin, primera víctima mortal de la policía francesa por parte de ETA.

Joseba Iñaki Reta inició su andadura bajo la disciplina de la organización terrorista ETA en 1978, y siendo responsable del “comando legal MUGARRA”, participó en la comisión de diversas acciones terroristas a lo largo del año 1981. Desde entonces, ha sido condenado por su colaboración y pertenencia a banda armada o terrorista, la última de septiembre de 2008, pasando desde entonces a la clandestinidad.

La continuidad de la actividad terrorista de Joseba Iñaki Reta se constata con la aparición de varias huellas suyas entre el abundante material de ETA  incautado por la Guardia Civil en enero de 2010 en la localidad de Bermillo de Sayago (Zamora), que dos miembros de la banda terrorista pretendían trasladar hasta Óbidos (Portugal), localidad en la que ETA estaba instalando un depósito de almacenamiento y taller de fabricación de artefactos explosivos, desmantelado por la Guardia Nacional Republicana (G.N.R.) de Portugal en febrero de 2010.

Por otra parte, Xabier Goyenechea y Joseba Iñaki Reta eran los responsables del “comando legal ERREKA” desarticulado por la Guardia Civil en Guipúzcoa en 2011, que representó la mayor incautación de material explosivo de ETA en España.

Los dos detenidos acumulan varias Órdenes de Búsqueda, Detención e Ingreso en prisión emitidos por diferentes Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Asimismo, han sido detenidos en el marco de esta operación, dos ciudadanos franceses, J.F.M. y M.T.L., que daban alojamiento en una vivienda de su propiedad a los dos terroristas en la localidad de Ossés.

Esta operación conjunta entre la Guardia Civil y la D.G.S.I. francesa representa la primera actuación policial contra una de las estructuras más jóvenes de la banda terrorista ETA, el departamento técnico-logístico, especialmente al haber logrado la detención de sus dirigentes, dos de los miembros de ETA más buscados.

La brillante actuación policial realizada en el marco de la cooperación policial internacional representa un duro golpe a ETA, que dificulta sobremanera el control y gestión del material que aún dispone.

La operación “Tonel/Tonneau” se enmarca dentro de las investigaciones que la Guardia Civil desarrolla sobre las estructuras clandestinas de la organización terrorista ETA, y supone otro importante paso hacia el desmantelamiento definitivo de las mismas.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *