Día de la Música 2013: crisis, inflación musical y endeble huella sonora

5414019wSubieron los grados en la segunda jornada del festival madrileño Día de la Música 2013, pero no la temperatura musical, con un programa que ha vuelto a destacar por la desafección del público, más dado a la charla, y por la falta de pegada de los artistas, con la salvedad de The Fall y Disclosure.La organización ha transmitido en cualquier caso que la asistencia total de los dos días de esta octava edición se ha movido en torno a las 15.000 personas, valor semejante al de 2012, no así el de su huella sonora.

El mismo pavimento que soportó el pasado año los brincos del respetable ante Two Door Cinema Club, La Casa Azul, Love of Lesbian o Azelia Banks, ha acogido en 2013 un cartel más reducido, que hoy han ocupado en los dos escenarios grandes los citados The Fall y Disclosure, These New Puritans, Raphael Gualazzi, Darkstar, Egon Soda y Lianne La Havas.

Presumen de vista y olfato los organizadores del Día de la Música, que suelen decir que sus fichajes de hoy, serán las estrellas de los grandes festivales de mañana. Lo hicieron, por solo citar algún caso, con Lykke Li en 2011. Solo el tiempo dirá si esta vez su ojo clínico estaba afectado de miopía.

El hecho es que al Matadero de Madrid, sede por tercer año consecutivo del festival, le sobraban metros cuadrados incluso entre las primeras filas del concierto de These New Puritans, una de las supuestas grandes actuaciones.

No cabe duda, todo sea dicho, que detrás de la pérdida de fuel se halla la crisis, la subida del IVA en los conciertos, la cancelación de Spiritualized, la pérdida de patrocinios y las complicadas gestiones con el Ayuntamiento de Madrid para negociar el precio de este espacio, que requiere cerrar sus instalaciones a una hora en la que el común de los festivales empieza a caldearse.

Pero también es cierto que, sin que faltara buena música, no todos los repertorios se ajustaban a la idea de festival, ni todos los horarios han sido los más acertados para determinadas propuestas, ni tampoco los escenarios, que han acusado cierta inflación (o al menos desubicación) en la valoración de algunas referencias musicales.

A la estupenda y matizada voz de la cantante de soul Lianne La Havas le habría venido mejor la intimidad de una de las naves, cerradas este año.

Igualmente, el eurovisivo italiano Raphael Gualazzi, que ha conseguido despertar al menos un guiño lúdico y de complicidad a parte del público gracias a su jazz transalpino y su piano, requería un horario distinto al de las diez de la noche.

Solo la veteranía de Mark Edward Smith, que lleva más de 30 años al frente de la banda de post-punk The Fall, le ha puesto mecha y fuego a la noche con unos versos más cabreados que cantados y una actitud carente de toda impostura.

El menudo Smith, de 56 años, es capaz de mandar igualmente al cuerno al mundo con una mano en el bolsillo o sentado detrás de un altavoz, fuera de la vista de muchos de los asistentes a su concierto.

Precisamente suya era la canción que dio nombre a los citados These New Puritans, que también se adscriben musicalmente al post-punk, aunque su música suena mucho menos vigorosa, más sofisticada (con sección de viento incluida) y ligada al postureo.

También suena mucho más densa, tanto que algunos miembros del público comentaban si en realidad solo habían tocado una canción muy larga.

Al final de la noche, el dúo de DJ Disclosure, compuesto por los hermanos Guy y Howard Lawrence, han aterrizado en el Matadero pocos días después de conseguir su primer número 1 en ventas de singles en Reino Unido, para darle a la cita un auténtico fin de fiesta a ritmo de house.

Sin apenas canciones memorables, cabe preguntarse si la edición 2013 del Día de la Música no quedará como un borroso recuerdo que, dentro de unos años, provocará la misma pregunta que hoy se hacían mucho de los asistentes, despistados: “¿Pero quién toca?”.

 

ONDA3.COM|Agencias|Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *