Economatos parroquiales en Valencia llegan a cuadruplicar las personas atendidas en dos años por la crisis

La diócesis de Valencia cuenta en la actualidad con un total de 35 economatos gestionados por las Cáritas de las diferentes parroquias que atienden a miles de personas sin recursos por la crisis económica. En el economato de la parroquia de San Pascual Bailón de Valencia se ha cuadruplicado el número de personas que solicitan ayuda en los últimos dos años, según publica en su último número el semanario diocesano PARAULA.

Así, sólo en el último mes “cerca de 800 personas pudieron comer y asearse gracias al economato que engloba las parroquias de San Pascual Bailón, San Leandro Obispo, San Isidoro obispo, San Juan de Ávila y San Alberto Magno”.

Todos los jueves las familias que solicitan ayuda acuden al dispensario para recoger su cesta preparada en función del número de beneficiarios por familia y que contiene alimentos y productos básicos de aseo personal y limpieza que pueden adquirir a precios de bajo coste.

El economato además de suministrar alimentos y productos de primera necesidad a bajo coste también facilita y asesora en la gestión de la búsqueda de empleo. Asimismo, se presta colaboración económica para afrontar el pago de los libros de texto de los hijos o el vencimiento de un alquiler o hipoteca. Igualmente, está prevista la realización de talleres de cocina para “ayudar a las familias a sacar el máximo rendimiento posible a los productos que adquieren semanalmente”.

Por otro lado, el economato interparroquial de Gandía ha triplicado sus ayudas y atiende en la actualidad a 3.500 personas anualmente mientras que al del barrio valenciano de Benimaclet acuden unas 500 familias entre las que se reparten mil litros de leche a la semana. Igualmente, está previsto que en las próximas semanas abra un nuevo almacén de productos a bajo coste en la parroquia de San Lorenzo de localidad valenciana de Alberic “ante la grave situación económica que atraviesan los vecinos de este barrio humilde en el que cada vez hay más gente necesitada”.

El perfil habitual de beneficiarios de los dispensarios son matrimonios entre 30 y 40 años con hijos que normalmente han perdido su empleo. Asimismo, han aumentado los casos de personas de más de 65 años que ante la necesidad de acoger a los hijos que han perdido el trabajo necesitan ayuda para afrontar el incremento de los gastos de mantenimiento que normalmente no pueden cubrir con su pensión de jubilación.

En la actualidad existen 35 economatos en la diócesis de Valencia, de ellos ocho en la capital valenciana, y los demás en Mislata, Alaquás, Burjassot, Picassent, Alboraia, Moncada, Puçol, Tavernes Blanques, Chiva, Benaguacil, Ribarroja, Villamarxant, Alcoi, Albaida, Montaberner, Muro de Alcoi, Ontinyent, Xátiva, Algemesí, Alzira, Carlet, Cullera, L´Alcudia, Denia, Gandía, Oliva y Tavernes de la Valldigna.

 

VLCRADIO | AVAN | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *