Ecuador obtiene un gran apoyo latinoamericano a su postura sobre Julian Assange

Ecuador logró este sábado el respaldo de los cancilleres y representantes de 34 países de la Organización de Estados Americanos (OEA), ante la supuesta amenaza del Reino Unido de entrar en su embajada en Londres, y llamó al Gobierno británico a disculparse y retirar la carta que provocó el conflicto.

La reunión en la OEA se ha cerrado con la aprobación por consenso de una resolución que expresa su “solidaridad y respaldo” a Ecuador en la defensa de la “inviolabilidad” de su embajada, donde está el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Tras más de cinco horas de debate, y sin que hubiera una votación, los representantes del continente dieron el visto bueno a un texto que se negoció al margen del debate entre los cancilleres, y del que se eliminó la parte que calificaba de “amenaza” la “situación generada en la Embajada de Ecuador en Londres”.

Aunque no se opusieron al consenso, Estados Unidos y Canadá expresaron sus reservas a la resolución en dos notas al pie de la misma, que indican la desaprobación estadounidense –aunque muestra la “solidaridad y respaldo” al Gobierno de Ecuador– y la canadiense al texto en su conjunto.
Tímido apoyo

Ecuador consiguió así un cauto respaldo de la OEA a su denuncia de la carta que el Gobierno británico envió la semana pasada a la embajada ecuatoriana en Londres, en la que advertía de la posibilidad de recurrir a una ley de 1987 que le permitiría entrar en la misión y detener a Assange.
El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró sentirse “fortalecido” con el apoyo de la OEA, que se suma al expresado el pasado fin de semana por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana de las Américas (Alba) y se mostró “seguro” de que, “ahora, el Reino Unido no va a cumplir su amenaza”.

El Gobierno británico envió el viernes por la noche una nota diplomática a la legación ecuatoriana en Londres en la que aseguraba que no hubo amenaza alguna a la misión, pero Patiño consideró insuficiente ese gesto, ya que su país esperaba una “disculpa pública” de Reino Unido.
Retomar el diálogo

En una conferencia de prensa tras la sesión, Patiño aseguró que el Reino Unido “debe retirar su amenaza” de recurrir a la ley de 1987 si quiere continuar con el diálogo sobre la situación de Assange, después de que este sábado Londres expresara su voluntad de reanudar la negociación.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, también confió en que el Reino Unido “retire” la carta enviada el pasado miércoles, y aseguró que el organismo seguirá “muy atento” al desarrollo del caso.

Aunque las negociaciones bilaterales se centran fundamentalmente en el asilo concedido a Assange por el Gobierno de Ecuador, la resolución aprobada este sábado en la OEA no incluyó ninguna referencia a ese asunto.

La resolución final resuelve “rechazar cualquier intento que ponga en riesgo la inviolabilidad de los locales de las misiones diplomáticas”.
Además, pide “reiterar la obligación que tienen todos los Estados de no invocar normas de derecho interno para justificar el incumplimiento de sus obligaciones internacionales, y en este contexto manifestar su solidaridad y respaldo al Gobierno de la República del Ecuador”, frase a la que se opuso Estados Unidos.

Por último, pide a Ecuador y el Reino Unido “continuar el diálogo que permita resolver sus actuales diferencias, de acuerdo con el derecho internacional”, y encomienda al Consejo Permanente de la OEA “que dé atento seguimiento a esta materia”.

ESMASACTUAL|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *