“Un educador está construyendo un futuro en cada niño”

José Manuel Gironés, presidente del Centro UNESCO Valencia Mediterráneo que auspicia el Congreso EICE 2016

En pleno barrio de Velluters de Valencia, en un reconstruido palacete, el ‘Palau Tamarit’, tiene su sede el Centro UNESCO Valencia Mediterráneo. Un centro cuyo fin es contribuir a los valores que propone la UNESCO desde su fundación: “Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres”.

Según su presidente, José Manuel Gironés, su acción también se centra en impulsar la cultura y la solidaridad “como las pasarelas que conducen a la paz” así como en apoyar “aquellas iniciativas que surgen de la sociedad civil que puedan resultar atractivas para estos objetivos fundamentales”. En este sentido, desde el centro son impulsores de la incorporación de España a la ruta de la seda, un proyecto que UNESCO lanzó hace unos años pero que ahora China ha puesto en marcha y suscita un gran interés por parte de  muchos países o del XII Encuentro Multaqa de las tres culturas del Mediterráneo.

presentacion_EICE2016_ndp-768x334

Además, desde su sede en Valencia, el centro atiende a través de varios programas a aquellas personas que llegan de otros países y tienen dificultades con el idioma así como a las que ya tienen la documentación en regla y carecen de empleo, se les enseñan primeros oficios “que les permitan trabajar aunque todavía no sean demasiado eficaces en la lengua”, indica Gironés.

Por ese motivo, el presidente del Centro UNESCO  en Valencia señala que el I Congreso Internacional de Enseñanza de Inglés en Centros Educativos que auspicia UNESCO “es de gran interés” ya que desde el centro consideran que para que la gente “tenga recursos para su supervivencia es esencial que tenga capacidad de comunicación”.

Como recomendación a los asistentes al congreso, Gironés anota que en alguna sesión “pongan el ingenio y el humor como hilo conductor de la expansión lingüística”. “El humor va por espíritus, cada nación y cada grupo humano tiene sus formas, y a través del aprendizaje del inglés y del español en el aula, de sus obras, desaparece el mobbing, desaparecen las injusticias”. “Ya lo decían los latinos «verba volant scripta manent», estos profesores escriben lo que permanece en el alma, un educador está construyendo un futuro en cada niño”.

Sobre la hegemonía del inglés, que según Gironés “es una lengua eficaz y muy bella como lo son también miles de lenguas minoritarias que han ido durante la historia creciendo y brotando”, indica que lo primero que se debe hacer es “amar la propia lengua, sea cual sea la que nos haya pasado nuestra madre desde la cuna” pero que también “es muy conveniente entender la lengua de otros”.

Según el presidente, “tenemos tanto tiempo para estar flotando en internet donde están todas las lenguas que uno debería ir dando saltos y desde luego alcanzar un nivel de globish, un lenguaje global”. “Eso se intentó con el esperanto y con otras lenguas hegemónicas pero nunca como ahora la humanidad está tan cerca de cambiar de escala”, comenta.

Sobre que Valencia sea la sede de EICE 2016, José Manuel Gironés señala que la capital del Turia “es una ciudad que brilla en el horizonte porque ha sabido reconvertir su viejo río en un mar de cultura y de educación” y que al final “ha puesto en ese río una arquitectura de contemporaneidad, moderna, que hace que mucha gente en el mundo desde sus distintas lenguas estén viendo que este es un lugar interesante con mucha sabiduría acumulada durante siglos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *