El arte suple al dinero por Navidad

arte-suple
ES+ACTUAL|REDACCION.- Si algo tiene la necesidad es que agudiza el ingenio. Y parece que a falta de medios económicos para vestir las ciudades por Navidad, lease iluminación, adornado, música, alfombras rojas etc., está siendo la imaginación la que está cubriendo ese vacío.

En Valencia la iniciativa ha llegado de manos de los comerciantes, fundamentalmente los del centro histórico de Valencia, que han sustituido las costosas guirnaldas o el cada vez más caro consumo energético, por creaciones artísticas encargadas a universitarios y realizadas con materiales reciclables. También cubren, en cierta medida, el vacío dejado por el ayuntamiento en este sentido.

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico ya se ha anotado este año la instalación de una pista de hielo en la explanada de la Plaza del Ayuntamiento, pero además ha puesto en marcha junto con la Universidad Politécnica de Valencia y el Ayuntamiento de la ciudad, la plataforma «Valencia Despierta», cuya primera actividad ha sido decorar calles del entorno de Músico Peydró y media docena de fachadas de otras tantas tiendas de la zona.

A falta de otros reclamos, el objetivo es atraer clientes a esta histórica zona comercial y dinamizar los negocios en Navidad. Y todo ello con el menor coste posible. En este caso, los materiales utilizados son reciclables, los autores de los montajes son alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería del Diseño, y el pago de los materiales correrá a cargo de la Concejalía de Medio Ambiente, implicada en este proyecto por la doble vía de la promoción del comercio y del reciclaje.

No es, en cualquier caso, la única iniciativa en este sentido. Menos ambiciosa pero igualmente imaginativa ha sido la idea de los comerciantes de las calles Martín Mengod y Mantas, situadas justo detrás de la iglesia de Santa Catalina. Son dos pequeñas calles cuyos tenderos, en unión con la Federación de Artesanos, en la que están implicados varios de ellos, han recurrido a la Escola d’Art i Superior de Disseny para decorar tanto la calzada como las tiendas.

Sus alumnas de cuarto curso de Interior nos han deseado «feliz Navidad» en ocho idiomas y lo han hecho con montajes de vasos de plástico originalmente colocados sobre las fachadas de las tiendas. Más de 14.000 vasos han utilizado y mucho ingenio, entendiendo también por ingenio unos suculentos platos de jamón de los que podían servirse los viandantes.

También en este caso, tal como explicó Javier Martínez, la intención es promocionar el comercio, un comercio muy singular en el que no faltan las joyas, abanicos, cerámica y otros productos de la Comunitat Valenciana. En su caso no tienen apoyo institucional, aunque si la presencia de la Diputación a través de Valencia Terra i Mar.

Otros montajes similares se han podido ver también en zonas como El Carmen o el mercado de Colón, donde los comerciantes y el gestor Aumsa desarrollan su propio programa de actividades.

Es lo más relevante de las fiestas en lo que a decoración se refiere, porque las alfombras rojas y los árboles de Navidad, habituales en otros tiempos y no demasiado caros para los establecimientos, han reducido su presencia casi a la nada.

Ni siquiera el Ayuntamiento está manteniendo el tipo en este sentido. Este año se ha vuelto a dar una vuelta de tuerca a los presupuestos de alumbrado y se ha reducido la cuantía a algo menos de 60.000 euros, un 18% menos que el año pasado y la mitad que hace tres . Sólo se han engalanado tres plazas y tres calles. Hay, por tanto, mucho espacio por llenar a base de imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *