El Arzobispo asegura que la Obra Social femenina, fundada hace un siglo “adquiere una dimensión especialmente importante”

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha animado hoy a “acercarse a la Virgen para descubrir en su cercanía todas las necesidades de los hombres en el mundo del trabajo y en la tarea de dignificar a la persona”.
Monseñor Osoro ha celebrado hoy junto con una decena de sacerdotes en la capilla del Santo Cáliz de Catedral de Valencia una eucaristía en acción de gracias por el centenario del “Sindicato de la Aguja”, hoy Obra Social femenina, la primera organización sindical para mujeres que se creó en España, fundada por el sacerdote valenciano, Manuel Pérez Arnal, cuyo proceso de beatificación sigue en curso actualmente en Roma.

En su homilía el prelado ha manifestado que en estos momentos de crisis económica surgida de otra crisis moral, la obra que fundó Manuel Pérez Arnal “adquiere una dimensión especialmente importante”. “Es verdad que las circunstancias y problemas son diferentes pero actualmente la dignidad del ser humano también se cuestiona y es evidente que el derecho de todo hombre a tener un trabajo algunas personas no lo pueden cumplir”, ha afirmado.

Igualmente, el Arzobispo ha recordado al fundador y ha destacado que “descubrió las necesidades de los hombres y mujeres de su tiempo y ante esa situación no quiso dar soluciones teóricas y abstractas sino que realizó un proyecto que se fraguaba en el corazón de Jesucristo y en la Virgen de los Desamparados”.

Entre las actividades organizadas con motivo del centenario, ha figurado también la celebración de un concierto y conferencias sobre la situación actual de la clase trabajadora y los orígenes del Sindicato y Obra Social Femenina, así como la visita en Náquera de la tumba del fundador.

En la actualidad, más de 300 mujeres pertenecen a la organización femenina, que pasó a denominarse Obra Social Femenina de la Virgen de los Desamparados en 1941 y desde ese año ha aglutinado a más de 11.000 mujeres en la diócesis de Valencia. La entidad cuya sede se ubica en la calle Serranos, número 3 de Valencia, organiza a lo largo del curso numerosos cursos, conferencias y talleres de formación y ofrece clases de corte y confección, manualidades e informática para favorecer la promoción de la mujer trabajadora.

Manuel Pérez Arnal, logró reunir a un grupo de trabajadoras, principalmente costureras en talleres textiles de ahí, el nombre de ‘aguja’. Tras ser instruidas por el sacerdote se lanzaron al apostolado obrero y con ellas fundó en 1912 el “Sindicato de la Aguja” que se encuentra hoy ampliamente extendido por las diócesis españolas y en Chile y en Perú, con el nombre de Obra Social Femenina.

 

VLCRADIO | AVAN | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *