El Arzobispo entrega réplicas del Santo Cáliz a siete parroquias valencianas

2012-11-02_IMG_2012-10-26_00.15.14__VV022VA001.jpg
El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha presidido hoy en la Catedral de Valencia la misa con motivo de la fiesta del Santo Cáliz de la Ultima Cena, que se venera en la Seo.

En la celebración, ha repartido siete réplicas de la reliquia a otras tantas parroquias a cuyos feligreses ha exhortado a “dar a conocer a Jesucristo a quienes no lo conocen, porque están muy cerca de nosotros”.

“Las periferias están a nuestro lado, en tu escalera de vecinos, entre tus amigos, a veces están entre tus hijos”, ha señalado el prelado que ha destacado que “no se convierte a la gente a la fuerza, sino si somos capaces de dar a nuestra vida una estructura eucarística, que fue la que Cristo nos dio”.

Monseñor Osoro, con quien han concelebrado un total de 25 sacerdotes, entre miembros del cabildo y sacerdotes de las parroquias receptoras de la reliquia, ha indicado también que “esta tierra y este momento de la historia necesitan de una Iglesia en la que todos sus miembros vivan en comunión con Cristo y se identifiquen con el Señor en la forma de vivir, de comportarse con los demás” .

La celebración ha dado comienzo con el traslado en procesión por el interior de la Seo del Santo Cáliz desde su emplazamiento en la capilla de la Catedral donde se venera hasta el altar mayor.

En la eucaristía con motivo de la fiesta anual del Santo Cáliz de la Última Cena, el Arzobispo ha entregado un total de siete réplicas de la reliquia, cinco de ellas a parroquias de la ciudad de Valencia, las de San Luis Bertrán, Nuestra Señora del Pilar, La Pasión del Señor y Santa Gema Galgani; y la de Santiago Apóstol, en el barrio de Beniferri. Además, han recibido otras réplicas del Santo Cáliz las parroquias de San Juan Bautista, de la localidad de Beneixama; San Miguel Arcángel, de Denia, y Nuestra Señora de la Asunción, de Foios.

Durante la misa se han bendecido y entregado las réplicas que son regaladas cada año a aquellas parroquias que han destacado bien por haber restaurado sus templos o por su labor pastoral. Finalmente, la celebración ha concluido con la vuelta del Santo Grial de nuevo en procesión a su capilla de la Catedral.

La cofradía del Santo Cáliz, a la que pertenecen en la actualidad cerca de 3.000 cofrades, fue creada con el fin de promover y fomentar el culto al Santo Grial que, según la tradición, empleó Jesucristo en la Última Cena, y que se venera en la Catedral de Valencia desde el siglo XV.

ESMASACTUAL/AVAN/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *