El barrio reduce un 70% el ruido con el control del tráfico y los bares

El corazón del barrio del Carmen lleva un año y medio recibiendo constantes chequeos para ver en qué condiciones de salud se encuentra.

Desde la concejalía de Contaminación Acústica, aseguran que se han reducido un 70% las ocasiones en que se superan los niveles de 65 decibelios permitidos. «Las primeras mediciones que hizo el Ayuntamiento comenzaron entre 2002 y 2003 y la comparativa de datos de esos años hasta 2010-2011 reflejan que en los puntos del barrio donde antes se habían registrado 77 superaciones de los niveles permitidos, ahora pasaba a 20», indican en la concejalía de Lourdes Bernal.

Si en junio de 2003 se rebasaron los índices 124 veces en un mes, en el mismo mes de 2011 sólo se registraron 18 picos. En julio de 2003 se superaron los niveles sonoros 74 veces y en julio de 2011, siete. Actualmente el Consistorio cuenta con cuatro estaciones de medición. «Con los datos en mano, hay un balance positivo porque se ha producido una disminución de los niveles sonoros y del número de veces que se rebasan los 65 decibelios», argumentan.

Las mediciones sonoras demuestran que el corazón del Carmen ha mejorado y, cabe recordar que el Ayuntamiento está aplicando medidas preventivas desde noviembre de 2010, como las citadas mediciones, la no concesión de nuevas licencias de hostelería, los cortes de tráfico por la noche y campañas de concienciación en webs y redes sociales.

A pesar de ello, no siempre llueve a gusto de todos. Desde la asociación de vecinos Barrio del Carmen, Miguel Wiergo, asegura que el cierre al tráfico es un error. «Desde las diez de la noche y hasta las ocho de la mañana esto parece un gueto. Estas medidas recuerdan a los barrios judíos en época nazi. No es justo que si un hijo quiere visitar a su familiar enfermo, no pueda acceder en coche», explica. Wiergo defiende que el Carmen sea un barrio abierto, «como ha sido siempre».
Carlos Carrión, portavoz de los hosteleros agrupados como Movimiento de Ocio Inteligente (MOI), detalla que les están dejando incomunicados «y como tampoco hay alternativa de autobuses ni metro… Necesitamos un barrio vivo y recuperar una imagen en positivo del Carmen».

Las comisiones falleras tampoco están contentas. «Nos gustaría tener el mismo carné que los residentes para ir a los casales», comenta Gloria Serrano, de la falla Plaza del Ángel. «El problema no era el tráfico, si no el botellón que se sigue registrando», añade David Gilabert, de la falla Santa Cruz. Indica que los falleros «tienen que esperar a las 22 horas para aparcar en el carril bus». «Y si entras el coche antes pero sales más tarde, te arriesgas a que te multen. Y la zona naranja es carísima», añaden Antonio Llop y Esteban Polo, de Plaza del Árbol y Ripalda-Sogueros, respectivamente. Los falleros temen que con estas restricciones el censo baje.

Desde la asociación de vecinos Amics del Carme, en cambio explican que las medidas preventivas «se han relajado, a veces son más teóricas que prácticas. No vemos bien que los camiones de reparto hagan descargas a las 10 de la noche cuando lo tienen limitado a las 11 horas. Exigimos que se apliquen medidas definitivas y que se ponga en marcha la declaración de Zona Acústicamente Saturada, tal como dice la sentencia judicial», comenta Toni Casola. Este colectivo ve bien el cierre al tráfico. «Se aplica en los centros históricos de muchas ciudades para revalorizarlos».

Dada la disparidad de opiniones de los vecinos, la concejala Lourdes Bernal asegura que antes del verano harán, a través de la Universitat de València, unas encuestas a los vecinos de a pie y a los valencianos en general -como usuarios del centro histórico- para ver cómo ven el Carmen. «Si queremos mimar el centro histórico, todos tenemos que poner de nuestra parte y pensar en global. En cuanto al cierre de las calles, no tendría efectividad permitir la entrada de colectivos no residentes. Y las medidas provisionales están funcionando y se irán adoptando unas medidas u otras según se vayan viendo resultados», explica Bernal.

 

VLCRADIO | Redacción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *