El CCE aconseja extremar las precauciones con los sistemas de calefacción para evitar incendios en viviendas

Logo-notruf-112-europaweit

ONDA3.COM|REDACCIÓN.- El teléfono de emergencias ‘112 Comunitat Valenciana’ gestionó durante el pasado invierno, desde diciembre de 2013 a marzo de 2014, un total de 1.024 incendios en viviendas de la Comunitat, según ha informado la directora general de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, Irene Rodríguez, quien ha aconsejado a los ciudadanos “extremar las precauciones a la hora de utilizar estufas en sus viviendas con el fin de frenar estos accidentes en sus hogares, que pueden provocar heridos e, incluso, la pérdida de vidas humanas”.

Por provincias, 529 domicilios se vieron afectados por el fuego en Valencia, 389 en Alicante, 95 en Castellón y 11 procedentes de procedentes de provincias limítrofes.

“La bajada de las temperaturas de estas últimas semanas ha llevado a que muchos ciudadanos enciendan sus estufas, por ello, desde la Generalitat pedimos que se extremen las precauciones para evitar cualquier incidente, bien por descuido o accidente, que pudiera producirse”, ha incidido.

Además, ha aconsejado utilizar, preferiblemente, sistemas de calefacción que no tengan puntos de ignición y “se debe estar siempre vigilantes, retirando todo aquel material combustible como visillos y cortinas que pueda estar próximo a la fuente de calor. Si se emplean elementos de combustión como gas, leña o carbón, hay que mantener una adecuada ventilación de la zona para renovar el aire”. Asimismo, ha resaltado que para evitar posibles incidentes los niños deben estar alejados de estufas y braseros.

“En caso de que se notaran síntomas de dolor cabeza, se debe abrir las ventanas y apagar el sistema de combustión ante una posible emisión de monóxido de carbono”, ha resaltado Irene Rodríguez quien a su vez ha hecho hincapié en que “la rápida actuación de todos y cada uno de los operativos de emergencia ha evitado, en muchas ocasiones, que las consecuencias fueran peores”.

En este sentido, la directora general ha recalcado que en el momento en que se detecte un incendio, “hay que llamar inmediatamente al teléfono 112, ya que el tiempo es muy valioso en estas circunstancias”, y ha añadido que las personas que habitan en la vivienda o edificio afectado “tienen que seguir las indicaciones de los operativos de emergencias, bomberos, policía, personal sanitario, etc., para agilizar la evacuación del inmueble si fuera necesario”.

La directora general ha recordado que, una vez se recibe el aviso al teléfono 112, el operador transfiere “de inmediato” el incidente a los organismos de emergencias, por lo que “cuanta más información se facilite -dirección exacta, lugar de la vivienda donde se halla el fuego, si hay personas en el interior, si alguna tiene problemas de movilidad, posibles afectados por el humo-, los operativos podrán afrontar mejor la situación”.

El operativo de emergencias engloba a bomberos municipales y de los Consorcios Provinciales, Policía Local del municipio donde se produce el incidente o, en su defecto, Guardia Civil, Policía de la Generalitat y CICU, que moviliza los recursos sanitarios si son necesarios. “A este dispositivo hay que añadir el helicóptero medicalizado de la Generalitat, que, en caso necesario, se desplaza rápidamente para el traslado urgente de heridos a centros hospitalarios y cuya labor es sumamente eficaz en el caso, por ejemplo, de quemados graves”, ha finalizado la directora general de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, Irene Rodríguez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *