El consumo de alcohol en las fiestas Navideñas, ¿bien o mal?

thumb.large.party
A pesar de que beber alcohol es un hábito arraigado y culturalmente aceptado, las complicaciones que este genera en el hígado, páncreas y los sistemas nervioso y cardiovascular son muy elevadas.

El alcohol es una sustancia más adictiva y dañina que la heroína y el crack, si se considera de una manera combinada el perjuicio que causa al consumidor y a las personas que le rodean

La mayoría de las personas no suelen darle importancia a los efectos que el alcohol puede producirles a nivel orgánico, o creen que podrán reconocer el momento en que tienen un problema y dejar de beber por su cuenta antes de que ese problema se convierta en algo serio. Atacan los problemas a largo plazo con soluciones a corto plazo como dejar de beber durante una semana, tomar vitaminas y no tomar cerveza.

Mientras se está bajo los efectos del alcohol, se vive en un mundo irreal, ilusorio, donde el razonamiento está completamente anulado. La persona con problemas de bebida, tiene una permanente disonancia cognitiva o ambivalencia, lo que piensa no se ajusta con lo que hace, por lo tanto se siente mal.

Rasgos muy generales de personas con problemas de alcohol: mayor irritabilidad que la población general, cambios bruscos de humor, inseguridad, desgana, despreocupación, falta de sinceridad, desajuste emocional y pena interna, trastornos de carácter, falta de maduración, depresión y sentimientos de desesperanza, soledad y vacío interior, egocentrismo, hipersensibilidad, agresividad, inmadurez afectiva/emocional, sentimiento de inferioridad y timidez, miedo al fracaso.

ES+ACTUAL|Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *