El Cottolengo celebra su tradicional ofrenda a la Virgen de los Desamparados

DGGC2462

Los jardines del Cottolengo acogieron el pasado 10 de mayo la tradicional ofrenda de flores y frutos a los pies de la Virgen de los Desamparados. Con más de 30 años de tradición, la comisión Padre Alegre-Enrique Navarro reúne a multitud de fallas vecinas con el fin de llevar a cabo este emotivo acontecimiento.

De este modo, el acto se destina a la institución benéfica que acoge personas con discapacidades físicas y psíquicas y que se sustenta con la caridad de los voluntarios. El Cottolengo del Padre Alegre fundó su primera filial en Valencia en 1943, donde existía el pequeño Hospital de la Milagrosa con ocho enfermos incurables con dificultades para subsistir. Así pues, una visita del Arzobispo de Valencia al Cottolengo de Barcelona motivó la petición para que se hicieran cargo del mismo, puesto que tenían dificultades en su funcionamiento y desarrollo. Esta institución comenzó en la calle Baja, trasladándose en marzo de 1958 a una nueva edificación alegre y amplia en Benimaclet, en la calle Padre Jacinto Alegre, En la actualidad sus instalaciones se encuentran en la calle Dr. Vicente Zaragoza número 87.

De nuevo la imagen de la Virgen recorrió los jardines acompañada por el sentimiento y la ilusión de los amantes falleros. Del mismo modo, los protagonistas llevaron a cabo el recital de algunos poemas que emocionaron a todos los presentes. Acto seguido, el grupo de baile de la comisión puso ritmo a la jornada con un espectáculo repleto de magia y arte.

La Fallera Mayor de Valencia, Carmen Sancho, no quiso perderse este emotivo acto y acudió acompañada por su Corte de Honor para rendir homenaje a su patrona y disfrutar de una tarde llena de devoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *