El esfuerzo físico aeróbico en ciclistas expertos sólo afecta al nivel de alerta

El Dr. Florentino Huertas y Javier Zahonero, profesores del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la UCV, han dirigido una investigación en la que han colaborado la Universidad de Granada y el Centro Especializado en Alto Rendimiento de Ciclismo.

Un estudio elaborado por el Dr. Florentino Huertas y Javier Zahonero, profesores del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, demuestra que el esfuerzo físico en ciclistas de alto nivel “afecta de forma negativa a su capacidad de respuesta ante estímulos de alerta”.

En esta investigación, en la que también han participado profesores de la Universidad de Granada y deportistas del Centro Especializado en Alto Rendimiento de Ciclismo, también señala que los ciclistas habituados a esfuerzos físicos de altas intensidades apenas suponen variaciones significativas en el rendimiento de funciones cognitivas superiores como la orientación atencional y el control ejecutivo.

Según han indicado estos dos investigadores, “el trabajo surge de la necesidad de estudiar cómo influyen sobre el rendimiento deportivo, y sobre todo en la práctica segura de ciclismo, las funciones vinculadas a los procesos de percepción y toma de decisiones, previas a la ejecución del movimiento, ya que estas son claves para su preparación y ejecución de forma adecuada”.

Los estímulos sonoros de alerta, han señalado, “aumentan el nivel de activación del deportista que lo preparan para responder de forma rápida ante estímulos del entorno, como por ejemplo el claxon de un coche o una explosión”. “Nuestros datos demuestran que cuando estamos sometidos a un elevado esfuerzo, en intensidades próxima a la zona de transición aero-anaeróbica, se responde peor a estos estímulos de alerta; es decir, nos activan menos, ya que el nivel de activación está incrementado por la propia actividad física”, ha detallado el profesor Zahonero.

Asimismo, cuando los ciclistas que participaron en la investigación hicieron un esfuerzo de intensidad moderada se redujo el efecto de las señales de alerta respecto a una situación de reposo, mientras que cuando realizaron un esfuerzo más intenso, cercano a una situación de fatiga, el efecto de las señales de alerta no se modificaba respecto al esfuerzo moderado.

Los resultados de esta investigación “son altamente interesantes”, han apuntado, puesto que “se contraponen a lo descrito por otros estudios recientes (realizados con ciclistas ocasionales o estudiantes), posiblemente porque, al contrario que nuestro estudio, nunca se había desarrollado este tipo de investigaciones con ciclistas de alto nivel de rendimiento”.

Huertas y Zahonero han observado que el estudio demuestra que “el efecto del ejercicio físico sobre los procesos cognitivos no solo dependen de la intensidad del esfuerzo, como apuntaban estudios anteriores, sino que el nivel de maestría y experiencia motriz son claves para predecir el tipo de función cognitiva y la magnitud en la que se puede ver afectado el funcionamiento atencional”.

En otros estudios desarrollados hasta la fecha, diferentes autores encontraron que existía una relación directamente proporcional entre la velocidad de respuesta y la intensidad del ejercicio, hasta aproximadamente la zona de transición aero-anaeróbica.

 

VLCRADIO / Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *