El General logró reducir sus residuos sanitarios un 11,6% y sus costes un 18%

Jardines del Hospital General de VLC

Jardines del Hospital General de VLC

ES+ACTUAL.CHGV.REDACCION.- El Hospital General de Valencia ha logrado reducir un 11,6% la cantidad de residuos sanitarios generados en 2012, respecto a los generados a cierre del año anterior.

Este logro se debe en gran medida a la formación y sensibilización del personal en la correcta segregación de los residuos, especialmente del grupo III que son los residuos biosanitarios (agujas, lancetas, pipetas, placas, instrumental, tejidos, residuos peligrosos, etc.) y que representan los de mayor volumen del centro. Para la consecución de este objetivo se han realizado revisiones y auditorias que han reforzado el desempeño por parte del personal.

Del mismo modo, se ha conseguido un ahorro de más del 18% en el coste de retirada de residuos en 2013 respecto al ejercicio anterior. Ello se ha logrado principalmente por la optimización en el empleo de los cubos de residuos y la centralización de la gestión.

Asimismo, el hospital ha consolidado la implantación del sistema de gestión ambiental, incluyendo la gestión integral de residuos, de todos los 25 centros que conforman el Departamento Valencia – Hospital General.

En los últimos ejercicios se ha disminuido el consumo energético global debido a la introducción de mejoras en la eficiencia en energética, implantadas por el Servicio de Ingeniería del hospital.

Durante el año 2012 y 2013 el hospital puso en marcha nuevamente la planta de cogeneración que aporta el calor sobrante del proceso a dos fuentes: una a la máquina de absorción para producir frío y otra mediante la inyección de los gases de escape a la caldera que aporta agua caliente. De esta forma se aprovecha al máximo la energía residual del proceso.

El sistema de gestión ambiental del Consorcio Hospital General de Valencia sigue los requisitos de la normativa ISO 14001:2004 y del Reglamento EMAS (Eco-Management and Audit Écheme) por el que se permite que las organizaciones se adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión y auditorias ambientales.

De este modo, el Consorcio se somete anualmente a una auditoria para evaluar y verificar su sistema de gestión medioambiental respecto a los parámetros de las mencionadas normativas comunitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *