El gobierno que vendrá del frio

Por EMILIO CASTELLOTE. Columnista.

El pasado 25 de Enero escribía yo que: los paños calientes le estaban quemando las manos a Rajoy y terminaba mi lamento con este párrafo: La imagen que se recibe del nuevo gobierno recuerda al fichaje de galácticos, todos son figuras, individualidades, con capacidad de desarrollar su juego, pero como si el equipo le viniera grande al entrenador. Un comentarista dijo ayer…. que tener gafas y barba no era suficiente en Bruselas.

Siento cada día que amanece más vergüenza ajena, una tremenda sensación de inseguridad, cuando sin haber terminado de leer una mala noticia, se encadena esta con una catarata de pésimas. Siento impotencia cuando nos presentan los resultados económicos y parece que las cosas se han desarrollado solas, no hay responsables, esto en España es,….. como si fuera una catástrofe natural.

La ruina que nos envuelve no tiene parangón en el resto de la Unión Europea. Ningún país ha perdido el 35% de su tejido productivo y su consecuencia las cifras de paro son pérdida real de los puestos de trabajo. No existen ya las empresas y estas no volverán a emerger. Nada se alcanzara subiendo impuestos y recortando donde no hay que recortar. Quiere el gobierno sacar leche de una vaca flaca, con ubres exhaustas y sin echarle pienso.

Nadie hace cuentas de lo que representaría que esos millones de parados ya estuvieran produciendo y esto sería un indicador de a donde hemos de llegar para tener credibilidad, pues significaría que ganábamos dinero, para tener la capacidad de cumplir con los compromisos de pago. Sería la base de un Plan, palabra proscrita en la democracia celtibera, pero necesaria por cuanto encierra, cuando se planifica con sentido común y sin sentido político.

Esto daría al gobierno una idea de los ingresos por impuestos de sociedades, cotizaciones a la SS, IVA, IRPF, carburantes, generaría consumo etc. Este sería el objetivo y debería de crearse un Ministerio de Reconstrucción Empresarial capaz de generar las condiciones para motivar a los emprendedores a crear PYMES. Se debería de pensar prioritariamente en los sectores cuya riqueza potencial no se pueda deslocalizar,

No llegan a España más de 54 millones de turistas por casualidad y además somos el país que más recibe después de USA. Si comparamos la dimensión entre nuestro país con el gigante americano, hay que pensar que somos como la esencia, que se expende en frasco pequeño pero a buen precio y aquí se vende barata.

Un país con nuestra diversidad de climas, con una gastronomía diferente cada 100Km, con una sorprendente riqueza artística y cultural, miles de km. de costa. Con unas infraestructuras y ferrocarriles modernos…..deberíamos ser La Florida de Europa e incrementar la calidad de nuestro turismo, pues la calidad de nuestra oferta no tiene parangón…. Pero nuestro mal es que lo vemos como normal, no le dan nuestras autoridades la importancia que tiene, ya que carecemos de un Ministerio de Turismo.

No valoran los gobernantes, nuestro, patrimonio, artístico, histórico, gastronómico, paisajístico, hotelero, costero y al no incrementar el nivel de la oferta, lo venden barato.

Los miles de Km de costa peninsular e insular, nos da pie para establecer piscifactorías a un km de la costa, grandes criaderos de especies comestibles. Como las que nos vamos a pescar al fin del mundo, cada vez más lejos, mediante acuerdos en los que los pescadores se dejan la piel.

Tampoco tenemos un Ministerio de Recursos Pesqueros que promocionara y alentara en este sentido, dentro de nuestras aguas jurisdiccionales, sin contenciosos con nadie. Nuestras autoridades encuentran normal que se desguacen o amarren flotas, se indemnice a pescadores, y se firmen acuerdos en lugares ignotos o se emplee la Armada para luchar contra los piratas apresadores de buques factoría.

No consideran que en nuestra dieta el pescado sea básico y somos después de Japón las personas que mas pescado comemos. Éramos la segunda flota pesquera más importante, también después de Japón. Esta industria de piscifactorías tampoco se deslocalizaria, la existente hoy es anecdótica.

Vamos a pensar en un tercer pilar no deslocalizable. Cuando se adentra uno en la Provincia de Almería y siente la curiosidad de mirar dentro de uno de aquellos invernaderos, se da uno cuenta de la tecnología, imaginación, organización, es decir riqueza bajo plástico. Realmente nada presentable y afortunadamente evolucionando hacia envolventes más dignas. Pero esto es lo de de menos. Lo de más es pensar que esto no solo lo hace el clima de Almería, pues mirando más allá de los Pirineos yo comí fresas en Ámsterdam, cultivadas en Holanda y era el mes de Enero.

Fuera de España el agricultor mira ya poco al cielo, como le pasa en Almería. Nuestro Ministerio de Agricultura tiene tantos palillos que tocar que es aprendiz de todo y maestro de nada, veamos: Agricultura, pesca, alimentación y medioambiente.

Se está dando en nuestro campo la realidad del retorno al pueblo que los vio nacer, de jóvenes y no tan jóvenes que estudiaron una carrera y dejaron su casa, pues no querían ser agricultores o ganaderos como sus padres. Hoy las circunstancias les han impulsado como al salmón. Estas generaciones con estudios, si tuviéramos un Ministerio real de Agricultura, estarían estableciendo Planes, para elevar el nivel de los sistemas de cultivo de las explotaciones agrícolas y agropecuarias a tecnificar y desde luego terminar o regular la intermediación que asfixia al agricultor o al ganadero cuando sus productos salen al mercado.

No lo han resuelto esto nunca las cooperativas, pues estas actúan como un mayorista más, pagando precios ruinosos a los productores y disfrutando de márgenes jugosos. No se ha de olvidar los precios a los que se les vende la maquinaria. Aquí si habría que subvencionar en lugar de hacerlo por quitar viñas, olivos o por sembrar girasol para no cosecharlo después.

Ya que de alimentación también se ocupa, la lepra de la intermediación debería de regularse y establecer unos instrumentos de control que regularan los márgenes que se aprecian desde el precio pagado al productor con el precio de compra al publico.. La libertad de comercio es perversa en lo agrícola y agropecuario principalmente.

Parece que próximamente un gobierno vendrá desde el frio a controlarnos por internet, pues hoy no es menester la presencia física y ese gobierno no será de políticos, pues estos están demostrando su incapacidad para la gobernanza, no solo de la económica. Ese gobierno vendrá con el exclusivo fin de asegurarse el cobro de lo que debemos, sin importarle de donde lo tengamos que sacar.

Por consiguiente si no se pone en marcha la faceta productiva, y no parece que esto a nadie le importe, se quedaran con España. Ya hoy, comprar empresas españolas es más barato que constituirlas. Todas las del Ibex al parecer se compran por menos de lo que necesita Bankia. Negro panorama tenemos delante gracias a la sectaria política ejercida desde el 2004 y a los paños calientes aplicados también desde esa fecha en la oposición y en el gobierno hasta nuestros días.

El espectáculo en la Unión Europea, ya mirando por encima de los Pirineos es desalentador, se parece al desbarajuste de nuestras autonomías. Cada nación tira por su lado. Alemania que solo quiere hacer caja, Cataluña se le parece solo en esto, Francia ya es como Andalucía, quiere mas Estado, más gasto público, y que la gente trabaje menos. Italia es asimilable a Vascongadas, son diferentes los del norte de los maquetos del sur. Grecia y Baleares se hermanan en el chanchullo, Irlanda la hermanaría con Asturias por sus desajustes, y a Portugal con Valencia pues al plegar el mapa cabe la una en la otra.

Que desaliento me entra cuando pienso lo que me ha tocado vivir. Primero tiempos duros y participar con años y gran esfuerzo en montar España y ahora ver como una cuadrilla de granujas la desmantelan, desaparece el dinero y se reinsertan sin haber ido a la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *