El Hospital de Manises imparte talleres de reanimación pulmonar básica a educadores de escuelas infantiles

Los accidentes constituyen la principal causa de muerte en niños de entre 1 y 14 años en los países desarrollados · Medio centenar de educadores de escuelas infantiles valencianas adquirirán conocimientos teóricos y prácticos para aprender a actuar frente a los accidentes más habituales

Cincuenta profesores y personal de escuelas de educación infantil aprenderán las nociones básicas para ayudar a los más pequeños en caso de accidente. Y es que, el Hospital de Manises, ha decido poner en marcha unos talleres de primeros auxilios y RCP (reanimación cardiopulmonar) para educadores de jardines de infancia.

130709_Manises_RCP_Escuelas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los accidentes son la primera causa de muerte en niños de entre 1 y 14 años en los países desarrollados. La falta de noción de peligro, la curiosidad y sus ganas de experimentar, les convierten en una población susceptible de sufrir accidentes tanto domésticos, como en la escuela, que son los lugares en los que pasan la mayor parte de su tiempo. "Aunque los centros están preparados para evitar todo tipo de percances y su personal está muy concienciado en la prevención, en ocasiones los niños actúan tan rápido que es inevitable que se produzcan algunos sustos", explica la doctora Inés Costa, jefa del servicio de Pediatría del Hospital de Manises.

Las lesiones no intencionadas (atragantamientos y asfixias), ahogamientos y caídas suman el 40% del total de los contratiempos que les ocurren a los más pequeños. En las escuelas son muy frecuentes las caídas y golpes y menos habituales, aunque potencialmente muy graves, los atragantamientos.

Los cursos, dirigidos a medio centenar de profesores de la Comunidad Valenciana, tienen una parte de conocimientos teóricos, en los que se enseña la prevención, el reconocimiento de una parada cardiaca y las medidas a adoptar para solucionarla, y una parte práctica, en la que aprenden a hacer las maniobras de reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios. "Es importante enseñar métodos como la respiración boca a boca, el masaje cardiaco o las técnicas para expulsar un cuerpo extraño de la vía aérea. Para ello utilizamos unos muñecos, que nos permiten evaluar si se están aprendiendo correctamente las maniobras que estamos enseñando", aclara la pediatra.

Ser capaz de reconocer la inconsciencia, comprobar si la víctima respira o no, colocarla en posición de seguridad, llevar a cabo de forma correcta la técnica de la ventilación, hacer un masaje cardiaco y ser capaz de desobstruir correctamente las vías respiratorias, son algunas de las nociones que se impartirán en los talleres. "Estos cursos deberían extenderse a toda la población ya que estas situaciones aparecen de forma inesperada y pueden ocurrir en cualquier lugar", concluye la doctora Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *