El Hospital General de Alicante realiza el primer trasplante de córnea endotelial

Esta técnica permite sustituir solo la capa posterior de la córnea sin alterar el resto · Se trata de una técnica sin suturas que permite la rehabilitación visual muy rápida y reduce la posibilidad de rechazo

El Servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Alicante acaba de incorporar una nueva técnica para el trasplante de córnea, llamada trasplante lamelar endotelial o posterior, un técnica sin suturas que permite una rehabilitación visual muy rápida y reduce las posibilidades de rechazo de la córnea trasplantada. Esta novedosa técnica permite trasplantar solamente la capa más posterior de la córnea del paciente receptor, dejando el resto inalteradas, lo que se traduce en una recuperación visual rápida en comparación con el trasplante de córnea completo o perforante.

cornea_endotelial_07072013

El procedimiento se realizó el pasado viernes 28 de junio a una paciente de 82 años que padecía una pérdida de visión secundaria a un trastorno que afectaba a la capa posterior de la córnea (endotelio corneal). La cirugía, que duró aproximadamente una hora, fue realizada por el Dr. Juan J. Pérez-Santonja, jefe del Servicio de Oftalmología, y consistió en una extracción de la capa endotelial dañada de la paciente y sustituyéndola por un endotelio sano donante.

La técnica se realizó bajo anestesia local, anestesia peribulbar, practicada por el Dr. Roque Company, Jefe del Servicio de Anestesiología. "Este tipo de anestesia consiste en bloquear la inervación del ojo depositando una solución anestésica alrededor del globo ocular. Con el objetivo de que el paciente esté tranquilo se le administra un ansiolítico por vía intravenosa, y se monitoriza y controla, en todo momento, según las recomendaciones de la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación", aporta el Dr. Company.

Ventajas y beneficios para el paciente

La nueva técnica tiene varias ventajas si se compara con un trasplante completo de córnea, que ha sido la técnica utilizada hasta la actualidad. En primer lugar, se trata de una cirugía más corta que con la técnica tradicional. Además, se trata de una técnica que no emplea puntos de sutura, permitiendo una recuperación visual rápida en 10-12 semanas y con un astigmatismo residual pequeño.

"En un trasplante de córnea clásico las suturas no se pueden retirar hasta el año de la cirugía, lo que origina una recuperación visual lenta y con astigmatismos elevados", explica el Dr. Pérez-Santonja.

Además, el nuevo procedimiento permite preservar las capas de la córnea que están sanas, sustituyendo únicamente las capas alteradas, reduciéndose así la cantidad de tejido trasplantado y, por tanto, la posibilidad de rechazo.

Otra ventaja del nuevo procedimiento es la reducción de complicaciones intraoperatorias, como hemorragias o pérdidas del contenido ocular, al trabajar con el ojo cerrado y con pequeñas incisiones. Además, aporta una mayor resistencia a los traumatismos oculares tras el trasplante.

"En el caso de que hubiera de repetirse el trasplante, por rechazo o por otro motivo, esta técnica también permite recambiar el trasplante de forma más fácil y sencilla que en el trasplante clásico", continúa el Jefe de Oftalmología.

Los pacientes candidatos a esta cirugía son lo que presentan problemas de la capa posterior de la córnea, siendo los más frecuentes las distrofias endoteliales y los trastornos endoteliales secundarios a cirugía complicadas de catarata.

Incorporando nuevas técnicas

El Servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Alicante tiene ya una larga trayectoria en la realización de trasplantes de córnea durante décadas y es uno de los centros que más trasplantes de córnea realiza de toda la geografía española, con cerca de un centenar de trasplantes cada año.

Aunque el trasplante que más se ha practicado hasta la actualidad es el trasplante completo o penetrante de córnea, recientemente está incorporando los trasplantes parciales o lamelares de córnea, donde sólo se sustituye el tejido dañado, dejando inalterado el resto. Así, al primer trasplante lamelar posterior o endotelial hay que sumar que hace dos meses se realizó el primer trasplante lamelar anterior de córnea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *