El Hospital La Fe celebra una jornada de Dermatología para la detección, tratamiento y diagnóstico del cáncer cutáneo

El Servicio de Dermatología del Hospital Universitari i Politècnic La Fe ha celebrado, recientemente, un curso de actualización en Dermatología Oncológica en el que se ha incidido en la importancia del dermatólogo en la detección y diagnóstico del cáncer cutáneo en el paciente y los distintos tratamientos existentes para el cáncer cutáneo tanto melanoma como no melanoma.

"Se han producido grandes avances, sobre todo en el tratamiento del melanoma metastático, un tumor en el que antes no había prácticamente procedimientos efectivos" ha afirmado el Doctor Rafael Botella, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital La Fe.

cancer_cutaneo_13072013

En los últimos tres años han surgido varias terapias que han demostrado claramente su capacidad para aumentar la supervivencia de estos pacientes.

Los avances van en la línea del desarrollo de nuevos fármacos que interrumpen o bloquean las vías celulares que han resultado alteradas con las mutaciones.

Otro tratamiento para el melanoma se basa en la estimulación de la respuesta inmune del paciente frente a su propio tumor pero con un acercamiento diferente al que se había utilizado hasta ahora, basado en las vacunas.

En la jornada celebrada en el Hospital La Fe, además de los profesionales del Servicio de Dermatología del centro, también han participado doctores del Hospital Doctor Peset y el Hospital Arnau de Vilanova, así como del Instituto Valenciano de Oncología (IVO).

La importancia de la prevención en el cáncer cutáneo
El melanoma cutáneo es la forma más peligrosa del cáncer de piel, ya que si bien los tumores cutáneos se curan en su mayor parte, el melanoma es el que causa un mayor número de muertes (supone 75% de las muertes por cáncer cutáneo).

Dentro de los factores que predisponen al desarrollo de este tipo de tumor destaca fundamentalmente la exposición solar, especialmente cuando son intermitentes, muy intensas y causan quemaduras. Además, entre el 8-10% de pacientes con melanoma tiene antecedentes en su familia con esta enfermedad.

El Servicio de Dermatología de La Fe, dirigido por el Doctor y profesor titular de la Universitat de València, Rafael Botella, insiste en que la principal causa de todos los cánceres de piel es la radiación ultravioleta que recibimos al exponernos al sol, si bien en la aparición del melanoma contribuyen otros factores que aún no se han conseguido esclarecer. Esto explica que algunos pacientes desarrollen melanoma en zonas que siempre se encuentran protegidas del sol o en zonas como la planta de los pies o el lecho de las uñas.

Sin embargo, como norma general los dermatólogos insisten en que el daño provocado por el sol sobre el ADN de las células actúa de modo acumulativo, lo que lleva a estos a asegurar que "la piel tiene memoria" y a insistir en la necesidad de protegerse frente a sus efectos desde pequeños.

Pese a ello, el Dr. Botella, jefe del Servicio de Dermatología, insiste en que es muy importante recordar a la población que el cáncer de piel puede prevenirse. Para ello, se aconseja protegerse con cremas de factor 30 como mínimo y aplicarla 10 minutos antes de la exposición repitiendo cada 2-3 horas.

"No solo luchamos contra el melanoma, existen otros tipos de tumores menos agresivos que el melanoma pero que aparecen con mucha mayor frecuencia, que suelen localizarse en zonas con daño solar crónico, como la cara o el cuero cabelludo de personas que ya han perdido el cabello", ha concluido el Dr. Botella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *