El lirio amarillo o “lliri groc” protege a las cosechas de las plagas de forma ecológica

Los agricultores de la partida de L’Estell colaboran con la Fundació Assut en la adecuación de acequias y la revegetación de sus márgenes con lirio amarillo, una planta aliada del arrozal, la naturaleza y el paisaje de L’Albufera.
Las acequias y canales de riego que discurren por el arrozal son una garantía de biodiversidad, sobre todo cuando el agua que circula por ellas es de calidad y en sus orillas y taludes de tierra crecen plantas como la enea, el carrizo o el lirio amarillo —en valenciano, bova, senill y lliri groc—. Agua y vegetación favorecen, entre otras cosas, la presencia de aves acuáticas, uno de los valores principales del Parc Natural de l’Albufera.

Por ello, la Fundació Assut, en colaboración con la Comunidad de Regantes de  L’Estell, está llevando a cabo en esta partida de arrozal un proyecto de mantenimiento de cauces que pretende recuperar la vegetación y la biodiversidad propias de estos ambientes. La iniciativa tiene también el objetivo de frenar algunas prácticas habituales en la agricultura intensiva que en nada benefician el medio y el paisaje; costumbres como las de mantener las zonas no cultivadas libres de vegetación, revestir de hormigón las acequias o usar escombros y otros materiales inertes para el mantenimiento de motas y márgenes.

Desde el pasado mes de marzo, se trabaja en la adecuación de acequias y la vegetación de orillas. En las tareas participan también voluntarios; entre ellos, los propios agricultores. Plantan, sobre todo, lirios amarillos, una especie que casi desapareció del paisaje de L’Albufera. Y también borró, mansega, malví y unos pocos árboles de pequeño porte como el sauce o el tamarit.

La buena adaptabilidad del lliri groc, que puede soportar ciclos prolongados sin agua en el cauce, y el hecho de que su colocación sea barata y sencilla hacen que el agricultor vea con buenos ojos su recuperación en el arrozal. Es una planta que crece rápidamente, afianza con sus raíces los márgenes de las acequias, amortigua los daños ocasionados por las galerías del cangrejo americano y da abrigo a determinados insectos y arácnidos beneficiosos en el control de plagas como el pulgón. Y, por si fuera poco, actúa como filtro verde depurador del agua.

Esta iniciativa de adecuación de márgenes y acequias forma parte de un proyecto más amplio de sostenibilidad territorial, financiado por Loterías del Estado y National Geographic Channel y vinculado al acuerdo de custodia del territorio que la Fundació Assut mantiene con la Comunidad de Regantes de L’Estell i Rojas, que contempla la mejora de la calidad ambiental y paisajística de este entorno. Las plantas han sido proporcionadas por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente a través del Centro de Investigación Piscícola de El Palmar.

 

VLCRADIO | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *