El Museo Mariano de la Basílica ha recibido 13.000 visitantes desde que se abrió hace dos años

Expone cerca de 400 obras de arte relacionada con la Mare de Deú

El Museo Mariano de la Virgen de los Desamparados (Muma), ubicado en la Basílica de la Virgen, ha recibido la visita de cerca de 13.000 personas desde su inauguración, de la que mañana, lunes, se cumplen dos años, según ha indicado la museógrafa de la Basílica, Mª Ángeles Gil, licenciada en Bellas Artes. Este año “ha aumentado el número de visitas respecto al anterior y esto es debido a que la gente conoce cada vez más la existencia del museo, gusta mucho al público que lo visita y funciona el boca a boca”, ha añadido.

museo-mariano-basilica-virgen-valenciaEl Muma recoge el patrimonio y cerca de 400 obras de arte que se conservan en torno a la Patrona, desde el Renacimiento hasta el Modernismo, y sobre la historia de la imagen, de la Basílica y de su archicofradía, “que han sido recibidas a lo largo del tiempo por feligreses y devotos como donativos y ofrendas a la Virgen de los Desamparados”.

Las últimas piezas que se han incorporado a la colección son “la arqueta sagrario eucarístico de la Basílica, del siglo XVII, así como los dos cuadros de la Virgen de los Desamparados, que han sido restaurados por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Generalitat, uno del pintor valenciano Vicente López y otro anónimo, que estarán expuestos hasta septiembre”, ha señalado.

Además, el museo expone, entre otras obras de arte y documentos, el decreto del rey Fernando el Católico, firmado en Barcelona en 1493, por el que la advocación de la Virgen recibió el título de Nuestra Señora de los Inocentes y de los Desamparados así como documentos fundacionales de cuando la Virgen fue declarada patrona de Valencia o cuando la capilla fue elevada a rango de Basílica.

Igualmente, se muestran paneles cerámicos de la Virgen del siglo XVIII, objetos de ceremonia como incensarios, custodias, mantos, textiles, grabados y rosarios, así como pinturas de los valencianos Mariano Benlliure, Salvador Tuset y Ramón Stolz, del siglo XIX y del XX.

Después de la inauguración de la primera fase, el Muma abrió su segunda y última fase en febrero de 2012 con más piezas, entre las que destaca la talla original de la primera imagen peregrina de la Patrona, del año 1946, del escultor Carmelo Vicent. Igualmente, exhibe capotes de toreros bordados y ofrecidos a la Patrona, casullas de los siglos XIX y XX, sellos marianos y pectorales del cardenal Juan Bautista Benlloch y de los arzobispos monseñores Marcelino Olaechea y José María García Lahiguera, del que se conserva además un báculo.

El Muma tiene su acceso por la puerta de la plaza de la Almoina, por escalera y ascensor, al primer piso de la Basílica, “donde se puede ver, además de la exposición, la nave de la iglesia, la cúpula pintada por Antonio Palomino y la propia imagen de la Patrona”, ha explicado.

El museo, que cerrará del 23 de julio al 21 de agosto, puede visitarse los lunes y los jueves, de 11 a 14 horas, y los sábados, domingos y festivos de 10.30 a 14 horas, además de las tardes de los sábados de 17 a 20 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *