El padre Giacomucci deja la presidencia de HOSOJU 45 años después de fundarlo

Ciudad-de-la-Esperanza-int1

El sacerdote Fernando Giacomucci, de 82 años, ha dejado la presidencia de la asociación benéfica-social sin ánimo de lucro “Ciudad de la Esperanza”, antiguo Hogar Social Juvenil (HOSOJU) de Aldaia, que fundó en 1969, por “motivos personales y por su avanzada edad”, según han indicado a la agencia AVAN fuentes de la entidad.En el cargo, será sustituido por el sacerdote Vicente Aparicio, fundador y director de la Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos (ASPADIS), que también seguirá al frente de esta institución.

La nueva junta coordinadora de la Ciudad de la Esperanza ha mantenido un encuentro este mediodía con el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, en el Palacio Arzobispal, según ha indicado hoy a la agencia AVAN Vicente Aparicio.

En la reunión, “le hemos pedido al prelado que nos bendiga y le hemos explicado las líneas de actuación de la asociación a partir de ahora”. También han agradecido al padre Giacomucci “toda la labor que ha desempeñado en HOSOJU” y que, ha añadido “queremos continuar, ofreciendo formación y acogida a jóvenes con problemas, sin casa, sin estudios y que se sienten desamparados”.

En la actualidad, las instalaciones de la asociación en Aldaia acogen y dan formación a un total de 135 personas sin hogar y con escasos recursos, que trabajan en diferentes talleres, como los de imprenta, manualidades y empaquetado, entre otros, y asisten a cursos de castellano, geografía, matemáticas y asesoramiento jurídico-laboral.

Fernando Guiacomucci dejó la presidencia de HOSOJU en una asamblea general extraordinaria de los socios de la asociación celebrada el pasado 9 de mayo en la sede de la entidad en Aldaia. En esta asamblea, en la que también se decidió cambiar la denominación de “Asociación Pro Hogar Social Juvenil” por la de “Ciudad de la Esperanza”, presentaron su renuncia también el resto de miembros de la junta coordinadora y se nombró a los representantes de la nueva junta.

Según el acta de la asamblea general, la nueva junta está formada por el sacerdote Vicente Aparicio, que ocupará la presidencia y seguirá al frente de ASPADIS, que fundó en 1980; Ismael Giménez, en la vicepresidencia; Francisco Carrió Miñana, como secretario; Christian Sapiña Jiménez, como tesorero y los vocales Ignacio Grande y Carlos Castillo.

Igualmente, Giacomucci será nombrado Presidente Honorífico de HOSOJU “en reconocimiento a la dedicación encomiable, desinteresada y altruista durante toda su vida a la protección de las personas más desfavorecidas”, según consta en el acta de la asamblea. Además seguirá como promotor del proyecto “Senda” para la próxima creación de un centro de ayuda a las mujeres maltratadas.

Fernando Giacomucci

El religioso italiano Fernando Giacomucci, nacionalizado español desde hace más de 20 años, reside en España desde hace 63 años. Para financiar HOSOJU, que fundó en 1969, Giacomucci fundó igualmente en Valencia una empresa de autobuses y otra de camiones.

Nacido en la localidad italiana de Scerni, Giacomucci llegó a España en 1951 para completar el noviciado en la congregación Hijos de la Sagrada Familia. Su primer destino fue la localidad barcelonesa de Begas, donde tiene su sede la congregación. En 1955 se trasladó a Valencia, donde recibió la ordenación sacerdotal en 1957. Fue director de la Casa de la Misericordia de 1964 a 1969. “De allí viene la idea de crear HOSOJU, porque me di cuenta de que hacía falta un centro que acogiera no sólo a jóvenes, sino también a personas de más edad que aún no habían podido integrarse en la sociedad”, según palabras del propio Giacomucci.

El religioso fundó HOSOJU en 1969 en un piso de la calle Convento Jerusalén de Valencia. Posteriormente, “gracias a los donativos de múltiples empresas y particulares valencianos”, el centro fue trasladado a un edificio del barrio de la Luz y en 1995 quedó ubicado definitivamente en Aldaia.

Vicente Aparicio y Aspadis

Vicente Aparicio nació en Valencia y fue ordenado sacerdote en Moncada en 1977. Actualmente es párroco de San Roque de la localidad valenciana de Benicull desde 1978 y profesor de religión en el instituto Bernat Guinovart de Algemesí. Asimismo, es miembro del Consejo Valenciano de Bienestar Social.

En 1980 fundó ASPADIS, una asociación sin ánimo de lucro para la asistencia y rehabilitación de niños y jóvenes disminuidos psíquicos profundos. En la actualidad, acoge a 82 niños en sus centros de Alberic donde cuenta con dos instalaciones, Carcaixent y Polinyà de Xúque que son atendidos por más de 80 profesionales entre ellos psicólogos, médicos, fisioterapeutas y auxiliadores de clínica que colaboran para logar “el máximo desarrollo físico, psíquico y social de los niños y jóvenes dentro de sus limitaciones”, según el director.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *