EL PALAU DE LA MÚSICA RECUPERA A LAS FIGURAS VALENCIANAS DEL CANTO LÍRICO DE LOS AÑOS 1850 A 1950

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha inaugurado la exposición “Cantantes Líricos de la Comunidad Valenciana”, una muestra programada en el marco de la conmemoración del XXV Aniversario del Palau de la Música, y que podrá verse hasta mediados del próximo mes de julio en la Sala de Exposiciones del Palau de la Música.La concejala presidenta del Palau de la Música, María Irene Beneyto, presentó la muestra por la mañana, acompañada por el subdirector de Música del Palau de la Música, Ramón Almazán; el comisario, Giuseppe De Matteis; y el musicólogo José Doménech, responsable de la documentación de la exposición.

Se trata del primer acto del programa organizado para conmemorar el XXV Aniversario del Palau de la Música, y ofrece una cuidada recopilación de reproducciones fotográficas en lienzo, ilustraciones, caricaturas, carteles, críticas, gacetillas de periódicos de la época, y objetos la vida y trayectoria de más de 100 cantantes líricos de Valencia, Castellón y Alicante que estuvieron en activo, a mediados del siglo XIX y del XX, y que desarrollaron su carrera profesional tanto en España como en Europa y América. La exposición es fruto del trabajo de investigación de Giuseppe De Matteis y José Doménech, con la colaboración en los aspectos gráficos de Víctor Balaguer, y podrá verse hasta el 22 de julio.

La concejala María Irene Beneyto ha expresado su “satisfacción por ofrecer a los aficionados esta magnífica exposición, que –ha explicado- supone un homenaje a quienes ya no están pero tuvieron un lugar destacado en la historia de la música y el canto de Valencia y de todo el mundo”.

Se trata de nombres conocidos por el gran público como Lucrecia Bori, María Llácer (de cuya muerte se cumple ahora el 50 aniversario), Cora Raga (mezzo de Villamarchante, que educó su voz en Milán, y cantó por Sudamérica y Europa), Lamberto Alonso, Andrés Perelló de Segurola, Luisa Vela, Elena Sanz, Antonio Cortis, Luis Almodóvar, o Ana María Olaria, y también de grandes aunque desconocidos divos, como Luisa Fons, Luis Muñoz-Degrain, Manuel Izquierdo, Vicente Ballester, Juan Voyer o Consuelo Mayendia. La muestra incluye también el papel de la Compañía Gorgé, una inusual cooperativa musical integrada por voces de la misma familia.

La exposición, ordenada cronológicamente, muestra una o más ilustraciones de cada cantante, en grabado, foto o reproducción pictórica, e incluye carteles, críticas y gacetillas de periódicos de la época. Hay, además, objetos personales, como un kimono de “Madama Butterfly” y un abanico pertenecientes a Lucrecia Bori.

LOS BENLLIURE Y LA ÓPERA

Hay también un espacio titulado “Los Benlliure y la ópera”, que permite descubrir bocetos dibujados por Mariano y José Benlliure con escenas, retratos y figurines de vestuario de óperas. Se trata de unos originales que se conservaban en los archivos de la Casa-Museo Benlliure y que han sido rescatados para la ocasión. Junto a todo ello, las vitrinas habilitadas en la sala presentan numerosos documentos y objetos de valor histórico.

Durante la presentación, el comisario Giuseppe De Matteis ha destacado la importancia de algunas de las figuras presentes en la muestra, como la soprano Lucrecia Bori, “la diva del Metropolitan”, descubrimientos como el tenor Giovanni Voyer, especializado en Wagner, que cantó con la propia María Callas. “Y varias sorpresas –ha añadido- el bajo Giuseppe Segri Segarra, de quien no se conserva ninguna imagen, pero que cantó ante el mismísimo Verdi y fue elogiado por él como “uno de los mejores del momento”; la mezzo Filomena Llanes, que también tuvo oportunidad de interpretar un acto de ‘Il Trovatore’ ante su autor, Verdi; o Ana Muñoz, soprano, que llegó a ser dirigida por Toscanini en su versión de ‘Norma’, y reclamada por Mascagni en sus representaciones de ‘Cavalleria Rusticana”.

Asimismo, la presentación ha dado para conocer varias llamativas anécdotas de los personajes recopilados, como el caso de la cantante castellonense Elena Sanz, que tuvo dos hijos con el rey Alfonso XII y a la que la madre del monarca, Isabel II, consideraba su “nuera ante Dios”.

Tanto el comisario de la muestra, Giuseppe De Matteis, como el documentalista y musicólogo José Doménech, han calificado su trabajo de “laborioso pero apasionante y muy gratificante”, y han destacado la abundante presencia de figuras femeninas, pese a que las condiciones sociales de tiempos pasados no favorecían la independencia y la formación de las mujeres en casi ningún campo profesional.

MEDALLAS CONMEMORATIVAS DEL XXV ANIVERSARIO

Durante el acto de inauguración de la exposición, la alcaldesa ha hecho entrega de las Medallas Conmemorativas del XXV Aniversario del Palau de la Música, que serán concedidas al Cor de la Generalitat Valenciana (cuya sede fue, durante muchos años, el Palau), y a la Escolanía de Nuestra Señora de los Desamparados, en reconocimiento a “la especial vinculación de ambas instituciones con el Palau de la Música, y su presencia en numerosas óperas y conciertos sinfónico-corales”.

La Concejala María Irene Beneyto ha señalado que, pese a que el Palau es un organismo que cuenta con una Orquesta Sinfónica, y no tiene una dedicación específica a la música vocal, sí se ha querido, en este aniversario, destacar su vinculación con formaciones corales con las que ha tenido una fructífera relación a lo largo de los años.

El acto de apertura de la muestra, que ha presidido la alcaldesa Rita Barberá, ha contado con la presencia de miembros de la Corporación y, de manera especial, con una de las figuras líricas que integran la exposición: la soprano Ana María Olaria, nacida en Paterna hace 81 años. Olaria y el nonagenario Fernando Bañó, tenor alicantino nacido en 1922, son los únicos cantantes aún con vida de todos los que protagonizan la muestra, aunque el tenor ha declinado su presencia por motivos de salud.

 

VLCRADIO | Ayto. press | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *