El Punto de Orientación Penitenciaria cambia de sede para atender más reclusos y celebra jornada de puertas abiertas

El Punto de Orientación Penitenciaria (POP), creado por el Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria del Arzobispado de Valencia (SEPVAL) hace ocho meses para facilitar a presos su integración familiar, social, laboral y eclesial, celebró ayer, jueves, una jornada de puertas abiertas para dar a conocer sus servicios y sus nuevas instalaciones.El POP, cuya sede se ubica actualmente en la calle Ribarroja, 4, del barrio valenciano de Campanar, ha cambiado de emplazamiento ante el “aumento del número de reclusos que acuden para solicitar ayuda”, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el director del Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria, Javier Palomares.

En la jornada de ayer, dos reclusos en tercer grado ofrecieron su experiencia tras pasar por el POP . Previamente, el religioso mercedario, historiador, vicepostulador y cronista de la Orden de la Merced, Juan Devesa, pronunció una conferencia sobre “El padre Bienvenido Lahoz y su aportación a la Pastoral Penitenciaria” y la coordinadora del programa, mediadora y técnica en codesarrollo y movimientos migratorios del POP, Cristina Casaudoumecq, ofreció información sobre las funciones del POP, objetivos y realidad.

El nuevo centro cuenta con “espacios diferenciados, sala de ordenadores, de reuniones, cocina, baños y un salón polivalente” con capacidad para acoger hasta 20 personas de forma simultánea, frente a las ocho que se atendían hasta ahora en la anterior sede de la calle Botánico 22. Los nuevos locales han sido cedidos por las Comunidades de Vida Cristiana CVX- Ignacio Ellacuría.

Los voluntarios y capellanes que atienden esta iniciativa, pionera en España, ofrecen formación y orientación laboral, refuerzo educativo, gestión del ocio y salidas culturales, así como orientación jurídica a reclusos que concluyen su condena o que disfrutan de su primer permiso de salida.

El POP está dirigido a hombres y mujeres que actualmente se encuentran en segundo grado penitenciario en prisión, en tercer grado de semilibertad, en libertad condicional o en libertad total reciente, y es atendido en diferentes turnos por una veintena de colaboradores entre abogados, voluntarios formados en acciones penitenciarias, especialistas en Educación o Integración Social, además de capellanes.

El Punto de Orientación Penitenciaria actúa desde cuatro ámbitos diferentes para ayudar a la reinserción del reo. Así, “se orienta jurídicamente a personas con problemas judiciales, penales o penitenciarios, se acompaña en itinerarios de inserción laboral, se refuerza la integración social de los liberados y se apoya a las familias de las personas privadas de libertad”.

Asimismo, para cada preso se diseña un proyecto de intervención individualizado que consiste en la formación y capacitación laboral, la realización de cursos de habilidades sociales y competencia pro social y de actividades deportivas, culturales y religiosas así como la creación de un grupo de apoyo educativo para favorecer la inserción sociolaboral.

 

VLCRADIO | Solidarios | AVAN | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *