El restaurador de la Capilla Sixtina afirma que los frescos de San Nicolás son “una obra de arte de gran riqueza para Valencia”

5509_Colalucci-int1

ONDA3.COM|REDACCION.- El director de la última restauración que se llevó a cabo en la Capilla Sixtina del Vaticano, el italiano Gianluigi Colalucci, ha admirado “el buen trabajo” que se está realizando en la restauración de los frescos de la iglesia de San Nicolás, cuyas obras ha visitado hoy, martes.Colalucci ha destacado que, una vez concluyan los trabajos, las pinturas del templo serán “una obra de arte de gran riqueza para Valencia”, ya que se trata de un conjunto donde se refleja “la gran capacidad decorativa del autor al trabajar sobre una arquitectura tan difícil”, según ha señalado el propio Colalucci a los medios de comunicación presentes al finalizar la visita.

Asimismo, Gianluigi Colalucci ha señalado que la pintura de Dionís Vidal, autor de los frescos barrocos, “tiene gran carácter”, tal y como se puede observar “en el rostro de las figuras”.

Respecto al proyecto de restauración, que están llevando a cabo conjuntamente la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Arzobispado de Valencia, con el apoyo de la Fundación Hortensia Herrero, Colalucci ha destacado el uso de técnicas modernas, y ha asegurado que “ Valencia se encuentra al mismo nivel que otras ciudades europeas con gran tradición en materia de restauración”.

Colalucci ha realizado el recorrido acompañado por la investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio de la UPV y directora del proyecto, Pilar Roig,

Proyecto de restauración

Los frescos barrocos pintados por Dionís Vidal en la iglesia de San Nicolás constituyen “uno de los bienes de mayor interés artístico y cultural de la Comunitat Valenciana”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Universitat Politècnica de València.

A finales de 2013, la UPV y el Arzobispado firmaron el acuerdo para acometer su rehabilitación, en un proyecto que se alargará hasta el finales de 2015.

Los trabajos realizados hasta el momento han sacado a la luz el original de Dionís Vidal, “unos frescos que destacan por su gran belleza pictórica y calidad técnica”, señala Pilar Roig. Asimismo, han permitido comprobar cómo Vidal plasma en estas pinturas el programa iconográfico de su maestro, Antonio Palomino.

En el proyecto, los investigadores del Instituto IRP de la UPV están utilizando “avanzadas técnicas de restauración”, que incluyen el uso de bacterias “educadas” para limpiar las obras de arte; ultravioletas e infrarrojos que permiten comprobar si ha habido repintes o no; estratigrafías para ver las capas de pinturas y materia acumuladas; microemulsiones y geles quelantes, entre otras.

Junto al proceso de restauración pictórica se lleva a cabo el fortalecimiento arquitectónico del templo. Estas obras, dirigidas por el arquitecto Carlos Campos, corren a cargo de la empresa EMR (Estudio Métodos de la Restauración)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *