El Rey, operado de la cadera tras sufrir una caída en Botsuana

El rey Juan Carlos I tendrá que permanecer unos días en un hospital de Madrid después de que se le implantara una prótesis de cadera en una operación tras una caída que sufrió durante una visita privada a Botsuana, informaron el sábado los médicos de la Casa Real y del hospital.El Rey, de 74 años, tropezó al bajar un escalón en la residencia en la que se alojaba en el país del sur de África donde, según publicaron medios, se encontraba para una expedición de caza. El tropezón, que tuvo lugar en la madrugada del viernes, le produjo una torsión de la cadera derecha en la que se hizo una triple fractura en la zona alta del fémur, explicó Avelino Barros, jefe de los servicios médicos de la Casa Real.

Al llegar a Madrid, fue ingresado en la noche del viernes en el hospital USP San José.

“Si nos hubiéramos conformado, se las podríamos haber reconstruido con tornillos, pero ahí también sufría artrosis que estaba siendo motivo de molestias y le impedía hacer todas las actividades que le exige su día a día, por lo que decidimos complicar la cirugía solucionando ambos problemas, la cirugía y la artrosis”, explicó en rueda de prensa el doctor Ángel Villamor, que realizó una operación que duró algo más de dos horas.

“El final de la cirugía ha sido muy satisfactorio, hemos conseguido sustituir la articulación desgastada por una prótesis”, agregó.

El Rey estuvo en observación en la UCI unas ocho horas, y por la mañana fue subido a una habitación. Para la tarde, los médicos querían que se pusiera de pie y empezara a usar muletas.

El doctor Villamor, que ya lo operó el año pasado en dos ocasiones por sendas lesiones en la rodilla y en el tendón de Aquiles, calculó unos 4-5 días de hospitalización y que en uno o dos meses pueda estar haciendo todo tipo de actividad física.

La página de la Casa Real (www.casareal.es) recogía que algunas audiencias de la próxima semana que iba a realizar el Rey estarán a cargo del Príncipe de Asturias.

“Es un paciente muy duro, va por delante de nosotros, tiene muchas ganas de reincorporarse a sus actividades lo antes posible”, aseguró Villamor.

Es la cuarta operación a la que se somete en los últimos dos años, después de que el año pasado fuera intervenido de las dos lesiones de traumatología. Además, en 2010 fue operado para extirparle un tumor benigno en el pulmón derecho y ha sido sometido a otras intervenciones con motivo de accidentes, o caídas practicando el esquí, uno de sus deportes favoritos, junto con la vela y actividades como la caza.

También está ingresado en un centro médico madrileño su nieto mayor, Felipe Juan Froilán, de 13 años, tras dispararse el lunes en un pie con una escopeta. El hijo de su hija mayor, la infanta Elena, y del duque de Marichalar se encuentra bien tras ser atendido, aunque no hay fecha aún para su alta.

 

VLCRADIO | Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *