El sueño de un taxista con la esperanza de un poeta

SAN SALVADOR. Estaba sentando en la parte trasera del taxi de don José Oscar, cuando el tráfico comenzó a ponerse pesado. Levanto mi mirada al cielo y veo que la luna daba su mejor resplandor en una noche fría y estrellada. Entre los sonidos de las cornetas de los carros y con una música clásica de fondo a don José Oscar se le escapa un verso dirigido a la luna casi susurrándole sus palabras…

Me observa por el retrovisor, cuando iniciamos una charla amena; que cada minuto que pasaba nos embrujábamos más de ella, dando inicio a uno de los temas más seductores y sensuales como lo es la poesía.

Al llegar a mi destino; nos despedimos dejando un compromiso establecido, para realizar una conversación en una cafetería ubicada en el centro de San Salvador.

Eran como las cuatro y veinte del domingo, recibo una llamada de don José Oscar, confirmando la entrevista, acordamos que nos veríamos en 10 minutos. Entramos a la cafetería, nos sentamos y pedimos dos cafés con leche que serían nuestros cómplices perfectos, enciendo mi grabadora y comenzamos este breve diálogo.

¿Quién es José Oscar Chacón?

Es un hombre que tiene que ir de un lado hacia otro… como usted sabrá, mi trabajo es manejar un taxi y en mis ratos libres (llamémosle de inspiración) le dedico tiempo a escribir. Más que todo al género de la poesía, de ahí partamos para que tengan una mejor idea de lo que soy yo en la vida real y lo que intento ser como poeta.

¿Un poeta Taxista? ¿Cómo surge esa mezcla?

Bueno, es una dualidad que está entrelazada, porque el taxi me da suficientes elementos, como que me los estuvieran dictando el “trajinar” diario para escribir poesía así es que me siento feliz de lo uno como de lo otro.

¿Qué es para usted la poesía?

Para mí la poesía es un medio que hay que utilizar como un lente, para enfocar y reflejar los problemas sociales que aquejan a nuestro pueblo como la pobreza, la miseria y una libertad entre comillas concedida. Yo creo que la poseía, más que ser un lente, para enfocar los problemas o cantarle a la mujer amada, es más que todo un regalo de Dios, dado a quien la escribe y por ende a quien la escucha o la lee. Para mí eso es lo más esencial de la poesía.

¿Cómo surgió en usted la necesidad de escribir?

Se queda pensando unos segundos…. Luego dice: realmente yo me inicié en la poesía por una “cipota” que en mis años de infancia era mi inspiración, me motivó a escribirle poemas. Como vi que me dio resultado, lo tome como patrón y no le podía mayor interés a lo que escribía en esa etapa de mi infancia. Ya entrando a la juventud, le tome más aprecio e interés a lo que escribía, por ende yo le doy la gloria a alguien a quien considero como el bastión fundamental de mi poesía que se llama Jesucristo. Ahí fue el inicio que no ha culminado porque mientras este vivió voy a seguir escribiendo.

¿Cómo se genera su voz poética?

Mi voz poética siempre tiene un aliciente que la motiva, en cualquier género que incursione; llámese este romántico, social o humorista, e intento hacerlo de la mejor manera posible, ahora queda a criterio de quien escucha o lee mi poesía si mi voz es ronca o clara…

De los grandes poetas de la literatura salvadoreña, ¿Con quién se identifica más?

Para mi Roque Dalton fue un icono para la poesía salvadoreña, porque tuvo el coraje de hacer denuncias sociales a través de la poesía, cuando era un atentando hacerlo en el país por eso lo admiro. También me identifico con Alfredo Espino, abrir un libro de él y leer su poesía es abrir una caja de música, por su musicalidad que hay en sus versos que ha escrito.

¿Cuál es la situación actual de los poetas en El Salvador?

En mi caso, soy honesto, hasta hoy no he encontrado nunca algún apoyo estatal o de la empresa privada; todo lo he ganado a pulso y lo que he alcanzado lo he hecho por mis propios medios. Tal vez en una nueva vida pueda ser un Mágico González o algo parecido, para recibir un apoyo… realmente en El Salvador estamos perdidos en el campo de la poesía.

Sin embargo, hay varios poetas reconocidos a nivel nacional ¿Cómo han conseguido ese reconocimiento?

¡Ahí hay una cuestión! hay tendencias y déjeme decirle algo… hay un círculo bastante egoísta en el medio, como en todos los medios, hay unos que ya están dentro y no quieren salirse de ese circulo de poetas, que han tenido que agarrar el tren de un vagón, como de una tendencia política para poder sobresalir en el camino.

¿Podríamos mencionar algunos?

¡Huuuuuuy! (sonríe) Puntualizar nombres sería muy difícil, pero hay muchos poetas que han tenido que tomar ese valor, para poder darse a conocer y recibir apoyo y reconocimiento en el país… (Y continuó sonriendo).

Hablemos de su libro “Un sueño una esperanza”

Editar mi libro era mi sueño, por eso lo titulo así: “Un sueño, Una esperanza”. Un sueño que se hizo realidad y la esperanza pues también dejo de serlo; pero fue en base a mi propio esfuerzo tanto económico como poético. En estos momentos tengo tres obras inéditas que están esperando la oportunidad de salir pero por el factor económico tendrán que esperar por un tiempo más.

¿Qué significado tiene Jesucristo en su poesía?

En todos los poemas hago ver la supremacía de un Cristo todopoderoso… es más, está incluido un poema que lo he dedicado especialmente a Él, que lo titulo “A tu palabra Señor” y como lo expresaba anteriormente, es a Él que le doy la honra, y aquí difiero con mi hermano que es pintor (que es un genio con el pincel en las manos…) y que le atribuye a sus mentores, a la disciplina, a la perseverancia… todo lo que ha logrado hasta hoy. Yo brindo la honra y la gloria simplemente a Dios. Creo que he sido un vástago escogido por Él, para escribir lo que ahora escribo.

¿Para José Oscar, qué significado tiene el amor en su poesía?

El amor tanto en la poesía y en la vida cotidiana tiene que estar presente, por lo tanto mis lectores van a descubrir a través de mi poesía el amor a la mujer, a la ecología, el amor a la patria y el amor a la familia. Nosotros somos inmensamente ricos para repartir amor y algunas veces extremadamente pobres para recibir…

¿Tiene un poema favorito entre sus escritos?

Mi poema favorito, han sido todos, por que todo lo que he escrito ha sido por amor, con desvelo, con noches de insomnio. Sin embargo, el lector es quien tiene la última opinión de decir, si mis poemas son buenos o son malos.

¿Cómo pasa la esperanza y los sueños en la vida de José Oscar Chacón?

Se queda pensando unos segundos y dice: como poesía

¿Cómo le gustaría que se le reconociera en su epitafio?

No me gusta tocar ese tema, por que no me quiero morir todavía. ¡Sin embargo! algo bonito que me gustaría poner en mí epitafio sería “aquí yace reposando quien nada fue y lo fue todo”

Finalizando la entrevista, apago mi grabadora. Nos levantamos de la mesa, abro la puerta y salimos lentamente. Don José Oscar, se despide de mi con un apretón de mano y tomamos caminos diferentes, él se dirige a su taxi que lo llevará por la ruta de la mujer amada que es la poesía y yo me desaparezco entre la multitud del centro de San Salvador.

ESMASACTUAL/Christian Zárate. San Salvador. (www.seismasuno.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *