Enrique Peña Nieto juró como presidente de México

Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de México y juró guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Y si así no lo hiciere, que la nación me lo demande”, dijo emocionado el nuevo mandatario mexicano.

Posteriormente recibió la banda presidencial de manos de Felipe Calderón, el presidente saliente.

En medio de diversas consignas se realizó el protocolo, para luego escucharse las notas del Himno Nacional Mexicano.

La ceremonia se llevó a cabo a las 11:18 hora local (17:18 GMT) en la sede de la Congreso mexicano, teniendo como testigos a diputados y senadores en una sesión conjunta del Parlamento que estuvo precedida por protestas de legisladores de la oposición.

Calderón besó la banda presidencial antes de hacerle entrega a su sucesor, en un claro gesto de nostalgia.

Algunos medios destacan que Peña Nieto omitó algunas palabras del nombre completo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; solamente dijo “Constitución”.

Antes del acto, Peña Nieto afirmó a través de su cuenta de Twitter: “Es un honor y una gran responsabilidad portar la banda presidencial”.

Tomó protesta a colaboradores

Tras la toma de posesión, Peña Nieto dirigirá su primer mensaje al país desde Palacio Nacional en el Zócalo de Ciudad de México.

Antes tomó protesta a los miembros de su gabinete legal, que anunció la tarde del viernes.

“Les exigiré desde este momento toda su entrega y compromiso (…) apego a la ley, honestidad, rendición de cuentas y pasión por servir a México”, dijo el presidente Peña Nieto.

Su primer mensaje a la nación

Antes de hablar desde Palacio Nacional ya como presidente de México, fue recibido en el acto con “los honores de ordenanza”, correspondientes a un acto de esta naturaleza.

Las notas del Himno Nacional Mexicano nuevamente se escucharon, con imágenes de fondo del lábaro patrio tricolor.

Saludando a los asistentes –personalidades, funcionarios, políticos, diputados y senadores mexicanos, así como jefes de Estado y representantes de otras naciones—Peña comenzó agradeciendo la presencia de sus familiares. A continuación, lo más relevante de su discurso.

“Esta mañana, por mandato ciudadano rendí protesta como presidente ante el Honorable Congreso de la Unión, cumpliendo con lo dispuesto en el artículo 87 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Desde Palacio Nacional, símbolo de historia y vida republicana me dirijo por primera vez a los mexicanos como su presidente. Siento una emoción profunda en la que se enlazan historia y esperanza de un futuro mejor para nuestro país.

“El pasado para nosotros es identidad y fuente de inspiración. Somos herederos de una tradición milenaria que sobrevive en lenguas y culturas indígenas que sabré respetar”.

Sostuvo que los mexicanos debemos sentirnos orgullosos del pasado de México, aquel que construyó instituciones tan respetables como las fuerzas armadas, de las cuales destacó su lealtad y patriotismo, además de hacerles un reconocimiento especial.

“El propósito inicial de nuestra revolución llegó a su tiempo, pero hoy la democracia ha logrado consolidarse y ser parte de nuestra cultura”.

“A partir del movimiento estudiantil de 1968 y las sucesivas reformas políticas se reformó nuestra democracia.

“Ese México democrático es el México de nuestros días. En el México de hoy existe alternancia en todos los órdenes de gobierno.

“México vive, en suma, una nueva etapa de su historia, la de una democracia con instituciones solidas. (…) A estos logros se agrega la estabilidad macroeconómica de los últimos tres lustros.

“Gracias a la solidez de nuestras instituciones, a la realidad irreversible de la democracia y a la solidez de sus finanzas, México está ahora listo para despuntar en el mundo del siglo XXI”.

“En la vida de las naciones se presentan pocas veces las oportunidades de cambiar de forma trascendental. Cuando se presentan hay que reconocerlas, entenderlas y aprovecharlas. Eso le propongo a la nación, aprovechar esta magnífica oportunidad para llevar a México al lugar donde se merece.

“A partir de hoy, la primera obligación que tengo como presidente de la República es cumplir y hacer cumplir la ley. Como presidente democrático respetaré a todas y cada una de las voces de la sociedad. Ejerceré gobierno abierto que pida opinión”.

EML|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *